Hubo una vez una gallina

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

De esa gallina se opinaba en los tiempos, qué tiempos aquellos, en que aún eran de oro sus huevos: ¡El sindicato petrolero es el más honesto de todo el país! ¡El sindicato petrolero no es un sindicato blanco! ¡Es revolucionario, y los ataques provienen de los enemigos de la Revolución! (Miguel Osorio Marbán, priísta.) Muy…

Norteamérica

LUIS RUBIO
LUIS RUBIO

Trump ya es presidente de Estados Unidos y ahora sigue la realidad. Aunque su discurso inaugural incluyó elementos claros de lo que espera hacer, en este momento todo queda en el plano de las expectativas y posibilidades. Como escribió Spinoza en el siglo 17, “en la vida práctica estamos obligados a seguir lo que es…

Con el Fénix… ¡cuidado!

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

El precio de la gasolina tiene un fuerte componente recaudatorio. (El comentarista.) Al Ave Fénix aludí ayer, y a lo provechoso que la fabulilla pudiese resultar para el autor de esos abominables gasolinazos de los que no creo que Peña sea el único responsable. El final del relato: Habiendo logrado adquirir para su zoológico el…

Qué huevos

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

Los huevos de oro de la gallina que se murió en las manos de Peña. Los funerales, a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que pronto “dará a conocer a los empresarios gasolineros el próximo incremento en el precio de la gasolina y el diésel, programado para el 3 de febrero, que…

Tatic

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

Don Samuel Ruiz García, mis valedores. Aquí recuerdo al Tatic del indígena que se nos murió hace un lustro por estos días. La Teología de la Liberación perdió a su obispo mientras que acá se nos han quedado finqueros, comerciantes y el alto clero católico, enemigos ancestrales de un indígena chiapaneco huérfano porque se le…

La Prole

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

Decíamos ayer: la madrugada del pasado lunes un tal Quique, en llegando medio ebrio y medio crudo a su hogar en la vivienda 34, le rompió el rostro a La Prole, su concubina, para luego romperle el cochinito de los ahorros. Mientras ella lloriquea frente a los niños, el golpeador, echándose a la bolsa monedas…

Mover a México

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

La boca me sabe a sangre y los dientes a panteón. No, un momento, ninguna bravata. El salobre sabor de la boca es producto de cierto episodio familiar que se produjo la madrugada del pasado lunes en el seno de un matrimonio muy mal avenido, que me tocó presenciar. La crónica: Vecindad de barrio bajo,…

Confianza ciudadana

LUIS RUBIO
LUIS RUBIO

¿Somos una democracia o una autocracia? La respuesta parecería obvia, pero no lo es. Sin duda, México ha cambiado radicalmente en sus formas, pero me pregunto si en realidad cambió su esencia. La evidencia de las últimas semanas no es halagüeña… El tema del momento es la gasolina, pero la pregunta crucial es: ¿por qué…

Del arrabal

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

El hospital de barriada, mis valedores. ¿Habrá en este mundo soledad más aplastante que la del camastro de ese hospital? Fue ayer tarde, ya al pardear. Erraba yo por los corredores del sanatorio de mala muerte, tufos de morgue y desinfectante, cuando rematé frente a aquel catre: en posición fetal se enroscaba aquel desdichado de…

¿Y nosotros?

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

Los Pinos, domicilio de la corrupción, se señala en el mapa de Google, y es que a decir del filósofo, “El voto de todos nosotros no hace de cada ladrón un político. Hace de cada político un verdadero ladrón”. ¿A qué se debe la fascinación, el apasionamiento con que algunos individuos procuran el ejercicio de…

Un pueblo encrespado

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

Ni los veo, ni los oigo, ni lo siento, y con táctica semejante háganle como quieran. Salinas aludía a las masas que en su lucha contra las rigurosas medidas del sistema gubernamental, a modo de respuesta sólo conocen la obsoleta de la marcha, el plantón y el bloqueo de carreteras. ¿De su eficacia qué afirma…

El gasolinazo y las masas

Tomás Mojarro
Tomás Mojarro

El mediocre y el idealista, mis valedores. Uno se integra a la masa y el otro avanza, solo y su alma, en sentido contrario. Tal es la abismal diferencia entre el individuo y la masa, esa sombra de sombras, esa carne de cañón, que en lugar de buscar tácticas y estrategias provechosas para su causa,…