De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Marcina y Dulcilí, mujeres en edad de merecer, pero que nada habían merecido aún, fueron al zoológico. Un atavismo misterioso las llevó a la jaula del gorila. Cuando el cuadrumano vio a aquellas féminas en buena carnadura sintió el mismo impulso que mueve a todas las criaturas y que ninguna puede resistir. Lo dijo Horacio…

De política y cosas peores

Armando Fuentes Aguirre
Armando Fuentes Aguirre

Si yo fuera uno de mis cuatro lectores me abstendría de leer el cuento que descorre el telón de esta columnejilla y el que al final lo cierra. Ambos relatos contienen una alta dosis de eso que antes se llamaba sicalipsis, vale decir malicia sexual o picardía erótica, según define la Academia. He aquí el…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

El dolor causado por el trágico suceso acontecido en Monterrey debería ser motivo de un silencio respetuoso. A mis lectores en el extranjero les diré que en esa ciudad del norte mexicano un adolescente baleó en el aula de su colegio a su maestra y a varios de sus compañeros, y luego se quitó la…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Día: alguno de fecha muy reciente. Hora: la de la noche, propicia a los encuentros de libídine. Lugar: el Motel Kamagua, acogimiento de amantes clandestinos. En una de sus habitaciones están Rosibel y don Algón, ella muchacha en flor de edad, él galán en vías de añejamiento. Tendidos ya en el lecho del deliquio, in…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

El doctor Wetnose, ginecólogo, extendió una receta a su bella paciente y luego le dijo: “A más de tomar este medicamento deberá usted abstenerse de tener relaciones sexuales con su esposo durante dos semanas. ¿Cree usted que pueda hacer eso?”. “Claro que sí, doctor –aseguró ella–. Tengo bastantes amigos”. Caía ya la tarde cuando Himenia…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“¿Sabe usted, señor licenciado, lo que es una notomía? Yo nunca había oído esa palabra. La escuché por primera vez en la cocina de la casa del Potrero, una noche en que la sobremesa de la cena se alargó. Entonces, claro, no había televisión ni radio, y lo único que teníamos en el rancho para…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Ayer comí con un querido amigo en un restorán de mi ciudad, Saltillo. Hablamos, claro de política, y muy especialmente de política local, pues en Coahuila se elegirá gobernador este año. Me dijo mi amigo: “Tú sabes bien que siempre he sido priista. Lo he sido por tradición –mi padre también lo fue– y por…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

“Tía: ¿me dejas que te toque el güigüicho?”. La tía soltera de Pepito se sobresaltó cuando el precoz chamaco le pidió eso. “No, Pepito, le respondió azarada. Eso no estaría bien”. “Anda, tiíta, insistió el niño. Déjame tocarte el güigüicho”. Abreviaré el relato, pues el espacio en este prestigiado diario es muy valioso y no…

De política y cosas peores

Armando Fuentes Aguirre
Armando Fuentes Aguirre

Recordaré hoy con mis cuatro lectores el caso de aquellos jóvenes recién casados que tenían un código secreto para decirse, incluso en presencia de otros, que al llegar a su casa harían el amor. Él le decía a ella, o ella a él: “¿Qué te parece, mi amor, si esta noche nos echamos un pokarito?”….

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Doña Pasita y don Calendárico cumplían esa noche 50 años de casados. En la cama ella jugaba Candy Crush y él veía un noticiero de televisión. De pronto doña Pasita se volvió hacia su marido y le hizo una pregunta que inquietó al señor: “Dime, Cale: ¿alguna vez me fuiste infiel?”. Don Calendárico se agitó…