CATÓN

Armando Fuentes
Armando Fuentes

De política y cosas peores   Rojo, rojísimo, es el cuento que hoy descorre el telón de esta columna. Las personas con repulgos de pudicia harían bien en no posar en él los ojos. Antes de relatarlo, sin embargo, mencionaré un vocablo que ya no se usa en este tiempo en que cada vez menos…

De políticas y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“Está bien, pero lo haremos en la más absoluta oscuridad, de pie sobre una hamaca y sin usar las manos”. Eso le dijo Susiflor a Pitorrango, que le había pedido realizar con él la consabida unión carnal. El lascivo galán se sorprendió. “¿Por qué quieres que lo hagamos en forma tan difícil?”. Explicó Susiflor: “Para…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“¿Tiene condones de la marca Saltillo?”. Tal pregunta le hizo una exuberante dama al farmacéutico. Preguntó éste a su vez: “¿Se refiere usted a los de tamaño Super Extra Giant Magnum Supreme Grand Double King Size Plus?”. “Así es” -confirmó la mujer. “Sí los tengo -dijo el de la farmacia-. ¿Se los muestro?”. Respondió ella:…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Don Algón, viejo rabo verde, invitó a cenar en restorán de lujo a la hermosa Susiflor. “Estoy sorprendida, don Al -le dijo ella-. En su silla se ve usted bastante más alto que como se ve de pie”. Respondió con sonrisa insinuativa el salaz ejecutivo: “Es que estoy sentado sobre mi cartera, linda”. Doña Eglogia…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

El abogado defensor de la exuberante pelirroja se dirigió a los miembros del jurado, varones todos ellos: “¿Y van ustedes a condenar a esta hermosa e inocente joven que ya en libertad está dispuesta a facilitar una llave de su departamento a aquel de ustedes que se la solicite?”. Alfa. Beta. Gama. Delta. Llegué a…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“Ven pronto -le pidió en el teléfono un individuo a otro-. Somos tres, y nos falta uno”. Preguntó el otro: “¿Dominó?”. Respondió el primero: “No. Orgía”. (Nota. La costumbre establecida desde los tiempos de Roma -inveterata consuetudo- prescribe que para llevar a cabo una orgía se requiere un personal más numeroso. Si los asistentes son…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Heredero del romance castellano es el corrido de México. Ambos se hacen con versos de ocho sílabas. Métrica biológica, diría yo, la más natural de todas, pues ésa es la cantidad de sílabas que se pueden pronunciar en una sola expiración de aire. Incontables son los corridos mexicanos. A los muy numerosos que recogió don…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“Tengo una novia muy ardiente. Me pide que le haga el amor tres veces cada día: una por la mañana, por la tarde otra y la tercera en el turno de la noche. Eso me tiene exánime, agotado, exangüe, feble, laso y escuchimizado. He perdido peso; la vista se me anubla; divaga mi cerebro; la…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Ayer estuve con el Jesús en la boca y con el alma en un hilo. Así se decía antes para describir el estado de ánimo llamado susidio -en México susirio-, equivalente a zozobra, desasosiego o inquietud. Y es que a la hora en que escribí estos renglones aún no se sabía nada acerca de los…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“Tenga cuidado al usar este condón -le advirtió el farmacéutico a don Gerontino, señor de edad madura-. El material de que está hecho produce a veces una reacción alérgica consistente en una gran inflamación del atributo varonil”. Preguntó con extrañeza don Gerontino: “¿Y qué tiene eso de malo?”. Susiflor, linda muchacha, hablaba con su madre:…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Habitación 210 del popular Motel Kamawa. La sabidora mujer vio por primera vez al natural a su galán, de nombre Meñico Maldotado, y le preguntó con acento desabrido: “¿A quién crees que vas a satisfacer con.eso?”. Respondió él con una gran sonrisa; “A mí”. Lady Loosebloomers se molestaba porque su marido, lord Feebledick, andaba siempre…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“Ven a la cama, guapo”. Así le dijo Pirulina, muchacha sabidora, a Candidito, doncel de inocencia angelical que a sus 25 años se había conservado virgen. ¿Por qué le hizo tal invitación? Porque Candidito la visitó en su departamento y le llevó un ramos de flores. Jamás en su agitada vida había recibido Pirulina un…