De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

“A veces dudo del amor de Dios, pero nunca he dejado de creer en el amor de su divina madre. Dudo – ¡infeliz de mí!– de quien me creó. Dudo porque soy humano, y entonces ninguna duda me es ajena. Dudo de él cuando miro el sufrimiento de los inocentes o la desgracia que cae…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

  “Este pueblo ha llegado a extremos de lujuria jamás vistos”, denunció el buen padre Arsilio en su sermón de la misa del domingo. Y añadió, severo: “Antes oía yo en el confesonario únicamente pecados de hombre con mujer. Ahora escucho también pecados de hombre con hombre y de mujer con mujer”. Pepito le dijo…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

El padre Arsilio terminó de oficiar la misa de bodas y felicitó a los novios: “Ya son ustedes marido y mujer”. “¡Fantástico, Pichorro! –Le dijo la muchacha, jubilosa, a su flamante maridito-. ¡Seguiremos haciendo lo mismo que hacíamos antes, pero ahora ya no será pecado!”. Avaricio, individuo cicatero, se las arreglaba para no gastar mucho…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Doña Saturna, así llamada porque tenía muchos anillos, asistió al banquete del Congreso Nacional de Avicultores. Le preguntó a su vecino de asiento: “¿Cuál es su actividad?”. Respondió el interrogado: “Vendo huevos”. “Ha de tener usted poco trabajo –comentó doña Saturna–. En toda mi vida no he visto a ningún hombre que los lleve vendados”….

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Don Fervorino y doña Homilia formaban un matrimonio muy devoto. Él era secretario perpetuo de la Cofradía de Cofrades, y ella fungía como prefecta de la Velatoria Diurna. Quien esto escribe siente una sana envidia de las mujeres y hombres que pertenecen a ese tipo de asociaciones religiosas. Su fe se acendra en el trato…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Ni una palabra dijo la mujer acerca del encuentro. Creía yo que este amigo mío era el cínico mayor. Me equivocaba. Por amable conducto supe de otro que lo supera superlativamente en eso de la sangre fría y el cinismo. También él tenía una amiguita “Sobrino: ¿sabes tú lo que es un cínico? Te lo…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

“¡Anoche perdí mi doncellez!”. Así le dijo a su padre, llorosa, compungida y tribulada, la hija mayor de don Poseidón, granjero acomodado. El genitor la reprendió, severo: “Eso le pasa a m’hija por no fijarse bien dónde deja las cosas”. Lord Feebledick regresó a su finca de campo después de haber participado en la cacería…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

El candidato le preguntó a su jefe de campaña: “¿Qué te pareció mi discurso?”. “¡Fantástico! ¡Estupendo! ¡Formidable! –exultó el otro–. ¡Jamás habías estado tan ambiguo!”. Se atribuye a Fiorello La Guardia, alcalde que fue –queridísimo– de Nueva York durante los años de la Segunda Guerra, una chispeante anécdota según la cual, en el curso de…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

“El acto del amor es invención de Dios, sobrino. Lejos de mí la temeraria idea de negarle el crédito. Pero el erotismo es creación del hombre, lo que sea de cada quien. El Señor puso la anatomía; nosotros aportamos la imaginación. Y hacer el amor no es cuestión anatómica: es obra artística. Los humanos ‘hacemos…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Hasta la fecha no sé quién de los dos tuvo la culpa. Usté, por lo que se ve, sabe de culpas, y me lo podrá decir. Pero no creo haber sido yo el culpable. Culpas tengo muchas, señor, lo reconozco. Soy culpable de las cosas malas que hice, y más culpable soy de las cosas…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Mis cuatro lectores se dividen por mitad. Dos de ellos me dicen: “Los cuentos que pone en su columna me hacen empezar el día con una sonrisa. Es una lástima que en vez de narrar más historietas dedique usted espacio a comentar cosas de política”. Los otros dos me reclaman: “Sus comentarios sobre política son…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“No podemos seguir viéndonos aquí”. Eso le dijo al odontólogo su amante, una mujer casada. Y es que sus encuentros amorosos tenían lugar en el consultorio del dentista, un día por semana. “¿Por qué no podemos vernos aquí? –preguntó él–. ¿Quieres que vayamos a un motel, con todos los riesgos que eso implica para tu…