De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

El desbocado presidente yanqui se verá muy acotado en sus intentos de causar daño a México a través de la renegociación del TLC. Se ha dicho que los hechos son muy tercos, y que la realidad se impone sobre las intenciones, sean buenas o malas   “Estoy perdido. Ahora sólo el demonio puede salvarme”. Eso…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

“Cosa extraña –ponderaba pensativo don Chinguetas–. Desde que empecé a tomar Viagra a mi esposa le volvieron aquellos dolores de cabeza que se le habían quitado ya”. Babalucas se hallaba en el aeropuerto de Chihuahua, y vio a un viajero que tenía problemas con su iPhone. “Estoy tratando de llamar a Juárez –le comentó el…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Cinco veces. Sí, cinco veces le hizo el amor aquel galán a su flamante mujercita en el curso de la noche nupcial. Eso, ya de por sí notable, cobra mayor notabilidad si se considera que el novio, don Geroncio, era señor octogenario, en tanto que su desposada, Pomponona, era mujer joven y de exuberantes atributos…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Augurio Malsinado fue a un burdel. Este pobre infeliz, ya lo sabemos, es perseguido de continuo por un hado adverso. Casi todo le resulta mal, y lo que no le resulta mal es porque de plano no le resulta. Hace unas noches, como dije, fue a un lupanar. Contrató los servicios de una daifa y…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“¡Ah cabrón!”. El padre Arsilio estaba ejerciendo el apostolado de la nalga –quiero decir que estaba confesando–, y desde el confesonario alcanzó a oír a un individuo que una y otra vez repetía en voz alta aquella expresión interjectiva: “¡Ah cabrón!”. Fue hacia él y lo amonestó paternalmente: “Hijo mío: la casa de Dios no…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“En este pueblo todos nos dedicamos a lo mismo, señor. A vender carne. Así decimos, pero la verdá es que somos tratantes de blancas, como dicen en la ciudad. A nosotros eso nos da risa, porque casi todas las blancas que tratamos son bastante prietas. Las agarramos jovencitas, de 14 ó 15 años, que es…

De política y cosas peores

La sombra de la anulación se cierne sobre la elección de gobernador en Coahuila. Supongamos que un tahúr apostara hoy, dos a uno, a que esa elección será dejada sin efecto. Su apuesta no sería riesgosa. Las decisiones que en los últimos días ha tomado el INE apuntan todas en esa dirección, la de anular…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Clorilia no había gozado aún los deliquios del amor sensual, y eso que rondaba ya los 30 años. Cierto día conoció a Libidio, galán de untuosa labia, y él la invitó a ir en su automóvil al soledoso paraje llamado El Ensalivadero, a donde iban las parejas a fin de desfogar su pasional amor. Libidio,…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Aquel hombre casado se portaba muy mal con su mujer. Una mañana ella salía de la ducha. El incivil sujeto le agarró las pompas y le dijo: “Si las tuvieras más firmes no necesitarías usar faja”. La mañana siguiente la señora se estaba vistiendo. El majadero le palpó las bubis y le comentó, burlón: “Si…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“¿Quiere usted servirme de testigo en un caso de adulterio?”. El conductor del taxi se asombró al oír esa petición que le hizo el pasajero que subió a su coche. Añadió el hombre: “Si me hace ese servicio le daré 5 mil pesos”. El taxista aceptó el ofrecimiento tanto por lo atractivo de la suma…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Goretino y Bonvivacio eran muy amigos a pesar de las grandes diferencias que los separaban. Goretino era hombre religioso, de misa y comunión diarias. Esposo fiel, padre ejemplar, llevaba un vivir austero y sobrio. Bonvivacio, en cambio, era un desmadre, si me es permitido ese culteranismo mexicano. Nunca iba a la iglesia; comía como inclusero…

De política y cosas peores

Armando Fuentes Aguirre
Armando Fuentes Aguirre

El juez le preguntó a la demandante: “¿Por qué quiere usted divorciarse de su esposo?”. Replicó la mujer: “Porque en los tres años que llevamos de casados nada más me ha dirigido la palabra en tres ocasiones”. El juez le concedió el divorcio, y le otorgó también la custodia de sus tres hijos. El padre…