De Política y Cosas Peores

Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne, yacía en una cama de hospital vendado de pies a cabeza igual que momia egipcia. Fue a visitarlo su amigo Libidiano, y Afrodisio le dijo con voz feble: “Estoy aquí por mis creencias”. Preguntó el visitante: “¿Por qué por tus creencias?”. Explicó el lacerado: “Creí…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

En este momento son las 4 de la mañana. Me fui a la cama a las 12 de la noche, y dentro de media hora debo salir al aeropuerto para tomar un vuelo piyamero. Y aquí me tienen, escribiendo lo que quizá nadie leerá. Estoy desvelado y desmañanado al mismo tiempo. Siento palpitaciones en el…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Meñico Maldotado, infeliz joven con quien natura se mostró avara en la parte correspondiente a la entrepierna, iba en su coche por un camino rural. Hacía un calor de infierno, y Meñico sintió ganas de refrescarse en un arroyo de aguas claras que vio cerca de ahí. Se despojó de su ropa y entró en…

De Política y Cosas Peores

Un maduro señor llegó a la farmacia y le preguntó al encargado: “¿Tiene condones?”. Inquirió a su vez el farmacéutico: “¿De qué marca los quiere?”. Con feble voz respondió el valetudinario: “¿Hay con varillas?”. Una guapa mujer que no llevaba encima sino unas cuantas gotas de perfume entró en el consultorio de doctor Duerf, psiquiatra….

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

En el concurso de televisión el conductor le preguntó a Dulciflor, la linda concursante: “Por mil pesos díganos: ¿quién fue el primer hombre?”. Respondió ella: “No puedo contestar esa pregunta. Le prometí guardar el secreto”. Doña Panoplia de Altopedo, señora de buena sociedad, visitó a los presos de la cárcel en compañía de las Damas…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Mis cuatro lectores recuerdan a Ligeria. Es señora de cuerpo complaciente; a ningún peregrino ha negado jamás un vaso de agua. ¿Cuántos hombres conoces tú que se llamen Homobono? ¿Ninguno? Pues bien: ella lleva ya tres Homobonos. ¿Imaginas cuántos Juanes, Franciscos, Pedros, Luises y Antonios llevará? Una tarde la generosa dama le estaba haciendo el…

De Política y Cosas Peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Doña Chalina, mujer dada al cotilleo, compartió con las señoras del Club de Costura su chisme más reciente. Les contó que nueva vecina, una joven esposa llamada Dulcibelia, le había dicho que se iba a divorciar de su marido. El sexo con él era tedioso, rutinario. Al hombre le faltaba imaginación: pas pas pas y…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

“Rataplán, rataplán, la que quiera coger peces que se moje el cucusclán”. Tal fue el estribillo picaresco que acompañándose con su mandolina cantó don Gerontino en la tertulia de la señorita Himenia. Ella se molestó bastante al oír eso. Le dijo al inconsulto cantador: “Vulgaridades en mi casa no, señor mío”. Y añadió muy digna:…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

“Cuando la conocí hacía manoletinas en el cine. ¿Recuerdas lo que eran las manoletinas? A lo mejor ni sabes, porque de joven fuiste muy mochila, de la Juventud Católica, etcétera. Y no me vayas a salir con que manoletinas eran las que hacía Manolete, porque voy a pensar que te estás haciendo güey. De muchachos…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Decía un cierto señor, señor muy cierto: “El estado civil perfecto es la viudez”. Y añadía: “No importa que yo sea el muerto”. Muchas viudas pueden volver a casarse porque los muertos no hablan. En cambio, a muchos viudos se les dificulta volver a tomar estado porque las muertas ya hablaron.  Un hombre célibe contrajo…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES "CATÓN"
ARMANDO FUENTES "CATÓN"

Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne, le dijo a Tetina, joven mujer a quien natura dotó con prodigalidad en la región galáctica: "Lejos de mí la temeraria idea de pedirte que me enseñes las bubis, linda, pero al menos muéstrame una, para poder imaginarme la otra"… Los recién casados se disponían…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Un tipo estaba bebiendo desaforadamente en el bar. Su amigo le preguntó: “¿Por qué estás tomando así?”. Contestó el sujeto: “Mi esposa se fue con mi mejor amigo”. El recién llegado se desconcertó. Le dijo: “Creí que yo era tu mejor amigo”. “Lo eras –replicó el individuo–. Ahora tienes el segundo lugar”… La periquita de…