De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Babalucas fue a una casa de mala nota y preguntó por la tarifa, tasa, coste, honorarios o arancel de las muchachas que ahí prestaban sus servicios. “Mil pesos” –le informó con laconismo la madama. “Sólo traigo 200” –manifestó apenado el badulaque. “Con ese dinero –replicó desdeñosa la mujer– apenas te alcanza para un trabajo manual”….

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Don Cornulio y doña Colchona, su mujer, ofrecieron una fiesta en su casa. En el curso del sarao el anfitrión advirtió que su esposa no atendía a los invitados. Fue a buscarla. No estaba en la cocina. Eso no sorprendió a don Cornulio, pues la señora no iba nunca ahí. Tampoco se hallaba en la…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

He aquí una tierna historia de amor. La luciérnaga y el ciempiés hembra eran amigas. Se casaron el mismo día con sus respectivos novios, y juntas las parejas fueron de luna de miel. Al día siguiente las dos hembritas se reunieron a comentar sus experiencias. La luciérnaga le preguntó a su amiga: “¿Cuántas veces te…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Me acerco ya a los 80 años. A esa edad puede uno darse el lujo de tener ocurrencias que a algunos les parecerán de loco y a otros de hombre sabio. Por ejemplo, juré que si Trump era elegido presidente no volvería yo a pisar territorio norteamericano, por la forma grosera en que ofendió a…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Lord Feebledick amaneció acatarrado. Atribuyó su malestar al viento frío que había soplado el día anterior durante la cacería de la zorra. Aun así no alteró su rutina cotidiana, pues era hombre metódico, de costumbres arraigadas. Cada mañana solía agarrar a besos a Lilibeth, la linda mucama de la casa, y le daba algunos pellizquitos…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

A mí las cosas sobrenaturales me parecen bastante naturales, en tanto que las cosas naturales me dejan boquiabierto por lo sobrenatural que miro en ellas. A ese buen señor –a ese Señor bueno– al que muchos llaman Dios lo veo como algo natural. En cambio un niño, una mujer o una flor son para mí…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Algunas veces las palabras malsonantes suenan bien. Así sucede cuando su uso es justificado. Hoy pongo aquí uno de esos vocablos. Y no pido disculpas por emplearlo, pues el hombre a quien lo aplico lo merece. A fin de preparar el ánimo de mis cuatro lectores para la vista del dicho altitonante adjetivo daré salida…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Don Astasio llegó a su domicilio después de terminar su jornada de trabajo como tenedor de libros. Colgó en la percha su saco, su sombrero y la bufanda que usaba incluso en los días de calor canicular, y se dirigió a la alcoba a fin de reposar un poco su fatiga antes de la cena….

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“Me disculpan; voy a ver a mi chiquita”. Así les dijo en el restorán aquel tipo a sus amigos al tiempo que se levantaba para retirarse. Le indicó, atento, el mesero: “El baño está al fondo a la derecha”. Doña Panoplia de Altopedo, dama de buena sociedad, salió del banco donde tenía sus inversiones. En…

De política y cosas peores

Jactancio Elátez, sujeto presuntuoso, le dijo en terminantes términos a Dulcilí, muchacha ingenua: “Iremos a mi departamento; follaremos y luego comeremos pizza”. Respondió la linda chica con elocuente laconismo: “No”. “¿Por qué no? –se asombró Jactancio al oír la inesperada negativa–. ¿Acaso no te gusta la pizza?”. Capronio ha sido siempre un majadero. Cierto día…