De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

“¿Se siente usted capaz de hacer feliz a mi hija?”. Eso le preguntó don Poseidón, labriego acomodado, al mozalbete que le pedía la mano de la joven. “¡Uh, señor! –respondió con orgullo el boquirrubio–. ¡Si la viera usté! ¡Hasta grita!”. Capronio, hombre ruin y desconsiderado, acudió a la consulta del doctor Ken Hosanna y le…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Un joven y apuesto boy scout llamó a la puerta de Himenia Camafría, madura señorita soltera. Le pidió: “Cómpreme estas galletitas”. “Nada de galletitas, guapo –respondió la señorita Himenia al tiempo que jalaba al mocetón y lo metía en su casa–. Te voy a decir cuál va a ser hoy tu buena obra del día”….

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Es un niño, pero ya ha dejado de ser niño. Es un joven, pero todavía no sabe que es un joven. Sufre todas las timideces del mundo, y otras más. Se dispone a cursar el bachillerato. Para eso debe inscribirse en el Ateneo Fuente, el ilustre colegio de su ciudad, Saltillo. Por sus aulas han…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Uno de mis cuatro lectores, CLLV –sus iniciales parecen cifra en números romanos–, me dice en un mensaje: “Usted ha sido paladín de los matrimonios igualitarios. Un grupo de sus lectores le pedimos que en sus cuentos incluya a parejas homosexuales, con esa picardía que lo caracteriza. Eso nos gustaría muchísimo”. Procuraré obsequiar su solicitud,…

De política y cosas peores

ARMANDO FUENTES
ARMANDO FUENTES

Hoy mi columna tiene propietaria. Su dueña es una querida amiga a quien no he visto nunca. Me explicaré. Hace unos días recibí un bello mensaje que transcribo: “Don Armando: Mi abuela Maruca es su fan número uno. Todas las mañanas pide su desayuno y su Reforma, y se sienta a leer el periódico tranquilamente….

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Doña Macalota estaba en negligé. Había enfriado una botella de champaña y tenía en el estéreo música de Cole Porter y Jerome Kern con la orquesta de Andre Kostelanetz. Cuando entró su marido la señora bajó la intensidad de la luz, de modo que la habitación quedó en una penumbra incitadora. Don Chinguetas vio todo…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Don Añilio y doña Pasita cumplieron 60 años de casados. La noche del aniversario ella le dijo a él en la cama: “Recuerdo que en nuestra noche de bodas, ya acostados, empezaste a morderme la orejita”. Al oír eso don Añilio se levantó prontamente del lecho. Le preguntó doña Pasita, extrañada: “¿A dónde vas?”. Contestó…

De Política Y Cosas Peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Sir Mortimer Highrump, audaz explorador, fue a África a buscar al famoso misionero David Dyingstone, desaparecido misteriosamente desde hacía ya 5 años. En su búsqueda llegó a una aldea de caníbales y les preguntó si lo habían visto. “Sí –respondió el jefe de la tribu–. Lo hallamos en una choza perdida en lo más profundo…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Doña Macalota llegó a su domicilio cuando no la esperaba su esposo don Chinguetas, y lo sorprendió en conchupancia de carnalidad con Tirilita, la linda y joven mucama de la casa. Presa de iracundia la señora le gritó a su cónyuge en un solo golpe de voz, sin siquiera tomar respiración: “¡Bribóncanallapícarotunantevillanoinfametorpedescaradoruin!”. “Mujer, mujer –replicó…

De política y cosas peores

Armando Fuentes
Armando Fuentes

Esta Plaza de Almas se llama hoy “Mi Plaza de Almas”. Sucede que no la escribí yo; la escribió alguien que escribe mucho mejor que yo. Ella es María Cecilia Garza, lectora mía de Monterrey. Me envió este bellísimo mensaje: “Don Armando: Haciendo limpieza en mi escritorio me encontré un ‘Mirador’ escrito por usted. No…