Agencias
Agencias

Lima.- Efectivos de la Armada de México, en forma conjunta con elementos de Perú, Chile, Colombia y Estados Unidos, participan hoy en el ejercicio naval multinacional Unitas-2012 y de entrenamiento en tareas contra actividades ilícitas.

México participa en las operaciones que se desarrollan en las costas del poblado peruano de Pisco, con el buque patrulla oceánica Durango ARM (PO 151), con 74 tripulantes a bordo, apoyados de un helicóptero.

El Agregado Naval de México en Perú, capitán de Navío Benjamín Mar Berman, explicó en declaraciones a Notimex que estos simulacros de adiestramiento permiten tener un buen manejo de crisis en altamar.

El 6 de diciembre de 2009 el Durango ARM, en una operación conjunta con un Guardacostas de los Estados Unidos, interceptaron cuatro barcos a 55 millas náuticas de la frontera de Guatemala con México y decomisaron un fuerte cargamento de cocaína.

El buque que zarpará hacia el 25 de mayo hacia el puerto mexicano de Guaymas Sonora -que tiene una eslora de 81 metros y una manga de 10 metros- desplaza mil 400 toneladas impulsado por motores diesel, y en México está dedicado a la vigilancia costera, explicó Mar Berman.

Detalló que la nave tiene un helicóptero y una patrulla interceptora, y su personal ha realizado en el poblado de Pisco, que fue afectado en 2007 por un terremoto de 7.9 grados, tareas de apoyo a la población civil y campañas de vacunación.

A su vez, el comandante del grupo Tareas Unitas 2012, Santiago Vascones, informó que en los operativos de este lunes se simula una crisis entre dos naciones y será realizada una intervención contra el contrabando, piratería y tráfico de personas.

Detalló que en este ejercicio naval multinacional Unitas, que se practica anualmente, se simulan acciones de lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y otras amenazas en la región de las que no son ajenos los países.

En el entrenamiento, que es realizado frente a las costas de la sureña región de Pisco, los marinos realizan ofensivas militares contra supuestos enemigos a los que atacan con fuego y balas de fogueo y simulan rescates de rehenes.

La operación Unitas sirve para aumentar la habilidad e interoperabilidad entre los elementos de la marina de guerra de los países asociados.

Con estos ejercicios se ve la capacidad de respuesta de los países frente a problemas que aquejan a la región latinoamericana, dijo Santiago Vascones.

Los marinos permanecerán en altamar hasta llegar el próximo jueves al puerto del Callao, al oeste de Lima, donde serán evaluados los ejercicios con las autoridades de los países participantes y la Marina de Guerra de Perú.

 


Los comentarios están cerrados.