Manuel Leyva /ntrzacatecas.com
Manuel Leyva /ntrzacatecas.com

Río Grande. Sin control alguno, opera la prostitución en el municipio, debido a que a plena luz del día, las meretrices ofrecen sus servicios en la plaza principal o las calles aledañas, sin que autoridad alguna tome cartas en el asunto.

El Epidemiólogo de la Jurisdicción Sanitaria 04, José Manuel Saucedo Almaraz, informó que actualmente el centro de salud atiende a personas que trabajan en los prostíbulos y se les vigila medicamente.

Señaló que los Servicios de Salud sólo se encargan de la revisión médica de estas personas y no de vigilar quiénes están en los establecimientos. Si acudan o no a su cita médica, de eso se deben encargar otras autoridades.

Explicó que la revisión médica consiste en una revisión física y de laboratorio, donde se detectan enfermedades de trasmisión sexual como la gonorrea o sífilis, y en caso de confirmar este tipo de enfermedades, se recomienda suspender actividades e inmediatamente se inicia con un tratamiento médico.

“Al no acudir estas personas a su cita médica periódica, se corre el riesgo de contagio por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) o SIDA, por lo que se recomienda que siempre se utilice el preservativo, para disminuir el riesgo”, dijo.

Por su parte, el titular del departamento de Alcoholes, Sergio Cardiel Ortiz, informó que no es de su competencia la vigilancia de las personas que se dedican a este trabajo, pues sólo se encargan de que se cumpla con los horarios establecidos para este tipo de giros nocturnos.


Los comentarios están cerrados.