Guillermina Miranda /ntrzacatecas.com
Guillermina Miranda /ntrzacatecas.com
Antonio Vargas

Jerez De García Salinas. Conforme avanzan los días, aumenta el robo de ganado en comunidades de Jerez, mientras los afectados aseguran que no existe intervención de las autoridades para frenar este tipo de delitos.

Antonio Vargas Bañuelos, ganadero y habitante de la comunidad Arroyo Seco, dijo que ha sido afectado por esos delitos, y aunque aclaró que el número de animales no es elevado, existen vecinos a quienes les han hurtado varios ejemplares.

La problemática se vive en la comunidad y en otros lugares; como ejemplo, a otra persona de Arroyo Seco le robaron seis, mientras que a una más de El Salitre, dos, y esto se agudiza cada vez más, puntualizó, al explicar que hacen falta medidas enérgicas para detener estos delitos.

Vargas Bañuelos explicó que al interponer la denuncia en el Ministerio Público, se encontró con una pareja de aproximadamente 80 años de edad que sufrió el mismo delito, y a los ancianitos les robaron dos de las cinco vacas de ordeña que tenían; lamentó que para los ganaderos esta actividad constituye la única forma de su sustento económico.

Aunque ellos tienen sospechas, se necesitan pruebas para comprobar los hechos delictivos, por lo que insistió en que sean las autoridades quienes tomen cartas en el asunto.

La salida de los animales del municipio es muy sencilla, pese a la caseta de vigilancia ubicada a la altura de Santa Fe, donde se abocan a verificar que los animales estén libres de alguna enfermedad, además de que es fácil burlar ese filtro, precisó Antonio Vargas.

Ante la afectación tan severa que enfrentan los ganaderos del municipio de Jerez, Vargas Bañuelos propuso mayor control en la expedición de guías de tránsito para animales, pues actualmente no se requiere la presencia de los semovientes para otorgar el documento, lo que permite que el abigeato siga en aumento.


Los comentarios están cerrados.