Alejandra López | ntrzacatecas.com
Alejandra López | ntrzacatecas.com
Vih

Fresnillo.- El Centro Ambulatorio de Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) tienen 82 pacientes portadores del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), de los cuales siete son casos registrados en 2013.

Oscar Ramos Vázquez, titular de la dependencia, reveló que del total de pacientes solamente 62 están bajo tratamiento, ya que las personas restantes aunque son portadores, la carga viral no es mayor a 100 mil copias del virus y su carga de cd cuatro es menor a 350, por ello que no se les dan medicamentos.

Mencionó que 60 por ciento de los 82 casos son personas de sexo masculino y el resto son mujeres, quienes en promedio tienen de entre 22 y 44 años de edad, principalmente originarios de municipios y comunidades de la zona norte del estado y aunque también hay casos de la cabecera municipal de Fresnillo, el director de la instancia mencionó que dichos pacientes prefieren atenderse en otras unidades.

Los municipios de donde acuden a atenderse son Valparaíso, Jerez, Río Grande, Sombrerete, entre otros, agregó que en este año no se han tenido casos de muerte a causa del VIH.

Cada semana en el Capasits acuden en promedio 10 personas de entre 17 y 26 años de edad a realizarse pruebas rápidas con el objetivo de saber si son portadores del virus, situación que en comparación con años anteriores ha incrementado, aunque no precisó en qué porcentaje.

Ramos Vázquez justificó que el hecho de no otorgarles el medicamento de inmediato a quienes no tienen una carga viral mayor a 100 mil copias es porque a partir de dicha cantidad el medicamento antirretroviral tiene un mejor resultado en cuanto a efectos adversos y secundarios, además de que la persona lo tolera de mejor manera, tiene mayor adherencia y debido a ello su nivel de vida se mejora en gran medida.

Argumentó que después de detectar el padecimiento y brindar tratamiento, la persona portadora puede llegar a vivir 50 años más de manera normal, esto después de que hace algunos años la esperanza de vida para los portadores no revesaba los 30.

Enfatizó que el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o mejor conocido como el Sida, no es lo mismo que el VIH, pues mencionó que la diferencia radica en que el primero es la fase en la cual el virus ha comenzado a consumir las células del sistema inmune de las personas y el segundo es la portación del virus, el cual puede no llegar a desarrollarse a síndrome.

Van 7 años con VIH
“Por el estilo de vida que yo llevaba, hasta cierto grado tenía conciencia de que podía contagiarme de VIH; ya son siete años después de que me lo detectaron y mi familia, además de las parejas que he tenido últimamente me han aceptado. El virus no se contagia porque das un besos o comes en el mismo plato o con la misma cuchara”, precisó una persona que es portadora de dicha enfermedad, quien pidió se guardara su identidad.

Relató que a la edad de 29 años fue cuando le diagnosticaron ser portador de VIH y se encontraba viviendo en otro estado del país.

Debido a enfermedades infecciosas, como gripa y diarrea, fue al hospital, donde se le realizaron unos análisis de forma general en los que se le detectó el virus; recordó que en ese tiempo vivía en otro estado del país y después de ello decidió regresar a El Mineral.

“Uno viviendo solo y en otro lugar hace muchas cosas, pues siente mayor libertad, en ese entonces tuve una vida sexual muy activa, sin protección y hasta la fecha desconozco quién fue la persona que me contagió”, agregó.

Comunicó que desde el momento en el que se le detectó el VIH comenzó un tratamiento, el cual consideró que le ha ayudado mucho.

No obstante reconoció que uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado es al aspecto emocional, pues a pesar de que lleva una vida normal, con un trabajo dentro de una empresa, sufre periodos de depresión.

“Yo en un inicio lo tomé a la ligera, pues de cierta forma yo sabía que de acuerdo a mi estilo de vida podría ser portador, sin embargo conforme pasa el tiempo, el ámbito emocional es el que comienza a afectarme más, pues físicamente son pocos los síntomas o las reacciones que tengo, como es el que me canso más rápido que antes”, agregó.

Mencionó que al regresarse a Fresnillo dejó pasar algunos meses para darle la noticia a su familia; debido a la carga emocional que tenía decidió decírselo a uno de sus hermanos y posteriormente al resto de su familia, quien desde ese momento le ha brindado todo el apoyo y respaldo.

“Mis estados de ánimo son muy bajos. Yo me imagino que la gente que sabe de mi enfermedad se aleja de mi y esto me provoca que mi autoestima baje, incluso además del tratamiento retroviral también estoy bajo antidepresivos, pese a ello yo consideró que a diferencia de otros portadores estoy mejor, pues hay casos que al año de ser detectados mueren”, agregó.

Dio a conocer que durante estos siete años ha mantenido algunas relaciones sentimentales, con quienes ha encontrado aceptación, pues comunicó que antes de comenzarla siempre les cuenta la situación en la que se encuentra.

“La gente cree que tener VIH es tener Sida, además lamentablemente de inmediato lo relacionan con que eres prostituto u homosexual, esto se debe a que no existe una información adecuada; no somos anormales somos personas comunes y corrientes que podemos trabajar, tenemos profesión, es decir completamente igual que los demás”, agregó.

Reveló que el tratamiento mensual para el VIH que requiere oscila entre los 30 mil pesos, sin embargo en el lugar en el que se atiende se lo otorgan de manera gratuita.

Jardín se pinta de rojo
Este 1 de diciembre se conmemora el Día Internacional en contra del VIH, situación por la cual se efectuarán distintas actividades con el objetivo de dotar de información a la población sobre la enfermedad.

Juan Carlos Quezada, presidente de la asociación civil en apoyo a personas con VIH-Sida, dio a conocer que este domingo, como parte de la lucha contra el VIH, iluminarán el Jardín Madero de rojo, además de que se instalará un módulo de información para la población.

Por parte, el Capasits Fresnillo el martes 3 de diciembre, efectuará una feria de la salud, en la cual también se proporcionará información no sólo de VIH sino también de las enfermedades de transmisión sexual, tanto en la cabecera municipal como en Valparaíso.


Los comentarios están cerrados.