ARELY REGALADO | NTR
ARELY REGALADO | NTR
ACOMIZ

A consecuencia del constante incremento en el costo del diesel e insumos para el mantenimiento de las unidades de transporte público en Zacatecas, los concesionarios se ven obligados a endeudarse para mantener éstas en condiciones de uso.

El presidente de la Asociación de Concesionarios de Microbuses de Zacatecas (Acomiz), Jesús Reyes Meléndez, reconoció que este fin de año “pinta difícil para los concesionarios”.

Explicó que este 2013 “fue tan complicado que algunos transportistas se vieron obligados a pedir prestado para costear, a lo largo del año, las reparaciones a sus camiones.

Y aunque el pasaje no disminuyó, sí lo hicieron sus ganancias, debido al incremento en el precio del combustible, el cual deben absorber los dueños de las concesiones.

“Nos ha ido muy mal con respecto al aumento del diesel, pues desde el último aumento que nos dieron en la tarifa, que fue hace dos años, desde entonces el costo del combustible ha subido 50 por ciento”, lamentó.

Pese a esta situación, aseguró, existe el compromiso de los transportistas de brindar un servicio de calidad, a fin de garantizar que el usuario viaje seguro, aun cuando no puedan pagar la mejora de las unidades.

Aunque no refirió a cuánto ascienden las pérdidas y gastos que deben realizar para mantener los vehículos en buenas condiciones, destacó la necesidad de pagar, además, por llantas, aceite, filtros y otros insumos.

“El que pierde es el compañero concesionario, porque tiene que conseguir fiado en las refaccionarias y después, cuando el camión está arreglado, pagar las refacciones”, dijo.

En ese sentido, enfatizó que, buscar créditos de manera frecuente reduce la posibilidad de comprar unidades nuevas y, en ocasiones, de pagar a los operadores.

Sobre la renovación del parque vehicular, reiteró que ha sido un tema complicado, “si se toma en cuenta que cada año se incrementa su costo (de los camiones) hasta en 100 mil pesos”.

“El problema que tenemos es que no todas las rutas son rentables para pagar un vehículo nuevo; hay rutas buenas, malas y regulares. En este momento los compañeros que tienen rutas malas no sacan para pagar el sueldo del operador y combustible”, insistió.

Confió en que el próximo año los transportistas obtengan algún apoyo del gobierno estatal y así contar con solidez económica para adquirir unidades nuevas.

Actualmente, Acomiz agremia a 70 concesionarios, con un promedio de 230 camiones en Zacatecas y Guadalupe.


Los comentarios están cerrados.