Notimex | ntrzacatecas.com
Notimex | ntrzacatecas.com
sequia

México.- La sequía que afecta a países de Centroamérica, sin precedentes en 40 años, podría generar problemas alimentarios sobre todo para la población vulnerable de Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, y en menor medida de Costa Rica, país que tomó medidas preventivas.

Una Red de Sistemas de Alerta Temprana Contra la Hambruna (FEWS NET), financiado por la agencia estadunidense para la cooperación y el desarrollo, anticipó que las afectaciones “agravarán la situación de seguridad alimentaria” en los próximos meses.

En agosto, los países centroamericanos registraron una demora de entre cinco y 20 días en el inicio de la temporada lluviosa, lo cual podría causar retrasos y daños en la siembra de postrera.

“En Honduras y El Salvador los jornaleros y pequeños productores de café y de granos básicos de subsistencia se clasificarán de agosto a diciembre en seguridad alimentaria en estrés (fase 2)”, indicó un reporte de la Red de Sistemas de Alerta Temprana Contra la Hambruna.

El difícil escenario para Honduras y El Salvador será consecuencia del desempleo en las áreas cafetaleras y de “las limitadas reservas de alimentos y los altos precios en los granos básicos, a consecuencia de las pérdidas de maíz y frijol en las siembras de primera 2014”.

Para el caso de Nicaragua, el monitoreo advirtió una inseguridad alimentaría mínima (Fase 1) por una disponibilidad actual de reservas de granos. Pero los hogares nicaragüenses de agricultores de subsistencia y migrantes laborales verán empeorar su situación de octubre a diciembre.

En Honduras, el retraso y el déficit de lluvias provocaron en las siembras de primera daños totales y parciales, según las zonas de producción, tanto en áreas de autoconsumo como comerciales.

El reporte citó que la Comisión Permanente de Atención de Contingencias de Honduras identificó 97 municipios con daños, con alrededor de 114 mil familias afectadas.

El informe no citó a Guatemala, pero en este país las autoridades declararon desde la semana pasada una emergencia para afrontar la peor sequía en 40 años y brindar ayuda humanitaria a 236 mil familias damnificadas. El documento tampoco dio cuenta de la situación en Costa Rica.

Las dificultades de las comunidades vulnerables de los países del área para acceder a alimentos podrían agravarse en los próximos meses, debido a que los pronósticos climatológicos que anticipan un 56 por ciento de probabilidades de que se presente el Fenómeno de El Niño entre septiembre y noviembre.

El Fenómeno de El Niño es un patrón climático recurrente que modifica la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical.

En períodos que van de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran franja del Océano Pacífico tropical se calientan o enfrían entre uno y tres grados centígrados, en comparación con la temperatura normal.

Dicho calentamiento oscilante y el patrón de enfriamiento afectan en forma directa la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales y puede tener una fuerte influencia sobre el clima en otras partes del mundo.


Los comentarios están cerrados.