Notimex | ntrzacatecas.com
Notimex | ntrzacatecas.com
Foto Archivo
Foto Archivo

Roma.- Las 85 personas más ricas del mundo concentran la misma riqueza que el 50 por ciento de la población más pobre, señaló un reporte de la organización no gubernamental Oxfam.

Titulado “Partir de la igualdad: eliminar la desigualdad extrema para eliminar la pobreza extrema”, el informe será presentado oficialmente este jueves, pero fue difundido en Italia, al igual que en otros países, por la oficina local de Oxfam.

El reporte puso en evidencia que a causa del incremento en la desigualdad del ingreso en el mundo, los beneficios del crecimiento económico no llegan a la gran mayoría de la población, sino que se concentran en las manos de una élite que dispone de más riqueza que la que materialmente podrá consumir en el arco de generaciones.

Resaltó que desde 2009, con la explosión de la crisis económica global, el número de multimillonarios en el planeta se ha duplicado.

Dijo que actualmente las 85 personas más ricas del planeta concentran la misma riqueza que el 50 por ciento de la población más pobre y entre 2013 y 2014 la han aumentado colectivamente en 668 millones de dólares al día.

Frente a ello, resaltó, 805 millones de personas sufren hambre, mientras la prosperidad ya no es privilegio de las personas “normales”, sino de un restringido círculo de “electos” que ve aumentar cada vez más rápidamente su patrimonio.

Según Oxfam, el fenómeno se registra incluso en África subsahariana, donde al lado de 358 millones de personas en pobreza extrema prosperan 16 multimillonarios.

Dijo que si el continente continúa creciendo a los ritmos actuales, sin reducir el nivel de desigualdad extrema de ingreso, se necesitarán más de 60 años para disminuir la pobreza abajo del 3 por ciento, pese a que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se proponen alcanzar ese objetivo en 15 años.

“Éste es sólo un ejemplo de cómo la extrema desigualdad de ingreso representa cada vez más un obstáculo en la lucha contra la pobreza y un freno al crecimiento económico inclusivo y capaz de llegar a la gente común”, señaló el reporte.

Frente a este escenario, Oxfam recomendó que los gobiernos promuevan políticas para garantizar un salario mínimo digno, reducir la diferencia entre las retribuciones de hombres y mujeres, asegurar redes de protección social y acceso a la salud y a la educación gratuitas para sus ciudadanos.

Indicó que el acceso a los servicios esenciales gratuitos es fundamental para romper el ciclo de la pobreza entre las generaciones.


Los comentarios están cerrados.