REFORMA
REFORMA

México.- El Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aseguraron que el futuro de la economía en México depende de sus maestros.

«Los maestros se tienen que dar cuenta que ellos son el futuro de la economía en México, pues mientras ellos quieren beneficios y buenas condiciones laborales, también deben saber que son la clave para contribuir al éxito de los estudiantes y de la economía mexicana», expresó Eric Hanushek, autor del informe «Competencias Básicas Universales» del BID y la OCDE que se dio a conocer ayer.

El investigador aseguró que el informe concluye que de nada sirve si se invierte para que los alumnos vayan a la escuela y en la escuela no aprenden.

«Si vas a la escuela y no aprendes nada, no cuenta; lo que cuenta es lo que aprende la gente cuando está en la escuela y en la escuela la pieza clave son los maestros», dijo Hanushek, durante la presentación del informe en el Club de Banqueros de México a la que asistieron investigadores y funcionarios de las Secretarías de Educación y Hacienda.

El informe regional analiza los resultados de las evaluaciones de los estudiantes en 76 países que participan en la evaluación internacional de PISA de la OCDE.

El investigador explicó que la meta de educación en la agenda de Desarrollo Post 2015 es lograr la cobertura universal en el nivel medio superior y que todos los estudiantes logren las competencias básicas en matemáticas, ciencias y lectura, el Nivel 1 de PISA, para el 2030.

En el caso de México, dijo, estas dos metas darán como resultado un crecimiento del PIB del 600 por ciento en los próximos 15 años.

El crecimiento económico y el desarrollo social, afirmó, están estrechamente relacionados con las competencias y las habilidades que las personas adquieren en la escuela.

Marcela Araoz, representante del BID en México aseguró que es insuficiente para el crecimiento de los países aumentar los años de escolaridad, se requiere contar con una política pública que genere habilidades y conocimientos en los estudiantes.

Roberto Martínez, representante de la OCDE en México que la apuesta debe estar en la reforma educativa para aumentar la productividad y la calidad del capital humano.

Hanushek aseguró que las ganancias de invertir en la educación son tan grandes que debería ser un consenso político y social.

Es necesario, agregó, un compromiso nacional por la calidad de la educación, un asunto que no es sólo competencia de la Secretaría de Educación sino de Hacienda, y de la sociedad.

«Los padres deben creer y saber que el futuro de sus hijos y de la sociedad pasa por la educación de calidad, por los conocimientos y las habilidades que adquieran. No hay otra alternativa», expresó.

El investigador mencionó que el bajo desempeño de la educación equivale a un estado permanente de recesión económica.


Los comentarios están cerrados.