ALBERTO AMADOR
ALBERTO AMADOR

Como parte de las actividades veraniegas del Museo de Guadalupe, se imparten talleres dirigidos a jóvenes y niños que se encuentran en receso escolar.

Se dan cursos de artes plásticas, como en el caso de la creación de heráldicas familiares, de escudos de cubes de futbol –como el América y el Barcelona– o escudos de armas propios.

Al finalizar la primera semana, los niños realizaron falsos vitrales que, como bien recordó Rodrigo Reina Aguilar, asesor educativo y coordinador técnico de los servicios educativos del recinto cultural, recuerdan a los frailes que llegaron a Guadalupe en la época virreinal, pues también hacían arte en vitrales.

El falso vitral se trabaja en acetato, ya que los verdaderos son muy difíciles de hacer y peligrosos por los materiales que se requieren.

Los talleres se efectúan desde el 20 de julio y terminarán el 31 del mismo mes; esta semana los cursos se enfocarán en la literatura para conformar cuentos y fomentar la lectura.


Los comentarios están cerrados.