REFORMA
REFORMA

México.- La promesa de la actual Administración federal de otorgar seguridad social universal en el País se esfuma ante el entorno económico actual.
Los ajustes al Presupuesto de Egresos de la Federación para 2016 arrojan que la iniciativa para que los mexicanos tengan servicios de salud, seguro de desempleo y una pensión, no se materializarán, al menos este sexenio.
«Lo que este presupuesto arroja es que, efectivamente, el Gobierno recibe un golpe de realidad y tiene que dejar un proyecto que desde el inicio se veía muy complicado de llevar a cabo.
«Hay dinero para pocas cosas y la seguridad social universal no es una de ellas», afirmó Héctor Villarreal, director general de la organización civil Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).
De entrada, el presupuesto asignado para salud en 2016 representa 2.7 por ciento del Producto Interno Bruto, 0.1 puntos del PIB menos que los recursos asignados para este año.
La Secretaría de Salud, una de las principales dependencias involucradas en la materialización de la seguridad social universal, recibirían 128 mil 212 millones de pesos el próximo año, 6.6 por ciento menos que en éste.
Aunque el IMSS obtendría 6.1 por ciento más dinero que en 2015, la mayor parte de ese incremento sería para cubrir otras necesidades financieras del organismo.
Programas como el Seguro Popular, así como el gasto en inversión del IMSS y del ISSSTE, también tendrán caídas el próximo año.
Según cálculos del CIEP, detalló Villarreal, tan sólo la pensión universal tendría un costo de 163 mil millones de pesos, mismos que el Gobierno no tiene ni tendrá en los próximos años para destinar a ese rubro.
Villarreal apuntó que en el paquete económico para el próximo año el presupuesto asignado a pensiones contributivas aumenta en 0.2 puntos porcentuales del PIB respecto de este año, sin embargo, ese incremento es consecuencia de tener más pensionados.
En contraste, el presupuesto de las pensiones no contributivas, como el programa de pensiones para adultos mayores, registra una caída de 9.9 por ciento respecto de este año.
Una señal de que el dinero para proyectos tan grandes en seguridad social no está disponible es que ya desde este año el sector salud registró un recorte 3 mil 339 millones de pesos, que ahora el Gobierno federal pretende recomponer en parte.
Pese a que quedan menos de tres meses para terminar 2015, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, se comprometió con el Senado a restituir el monto recortado a varios programas de salud.


Los comentarios están cerrados.