REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Las enfermedades crónicas no transmisibles afectan la productividad y el crecimiento económico del país, debido a que cada año se pierden miles de millones de pesos por su causa, afirmaron especialistas que participaron en la Tercera Semana de Innovación en Salud.

Tan sólo por obesidad, anualmente se pierden más de 400 millones de horas laborales en México, ya que las personas con ese padecimiento faltan más al trabajo, de acuerdo con información del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Ese ausentismo laboral representa una pérdida económica anual de 85 mil millones de pesos.

Mientras que el impacto económico que la diabetes genera, por costos en salud y por faltar a trabajar, es de 223 mil millones de pesos al año, señaló José Campillo, presidente ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud).

Sin embargo, aseguró, la productividad de una empresa se ve cuatro veces más afectada por el presentismo, es decir, el ir a trabajar enfermo, pues así las personas no rinden igual que cuando están sanas.

«La enorme necesidad de trabajar, de no perder el empleo, de poder cobrar el salario esa quincena nos obliga a ir enfermos al trabajo. Es donde más costos se produce», dijo.

Rafael Lozano, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), explicó que el no tener salud es un obstáculo para la productividad, ya que limita las actividades que puede hacer una persona.

Además, subrayó, hay muchos mexicanos, sobre todo mujeres, que abandonan sus trabajos formales cuando un familiar se enferma y requiere un cuidador.

«Esas personas podrían estar trabajando, generando ingresos, consumiendo más y, por lo tanto, incrementarían el ciclo de productividad», sostuvo.

Para evitar que las enfermedades crónicas afecten la productividad y limiten el crecimiento económico del País, los especialistas llamaron a invertir en prevención, a eficientizar el gasto en salud y extender la cobertura sanitaria.

Nicolás Kubli, titular de la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de la Salud, indicó que por cada peso que se invierte en prevención se ahorran 14 pesos en el gasto que se destina a atender a personas enfermas.

En tanto, Roberto Martínez, director del Centro de la OCDE en México, agregó que incrementar la inversión destinada a salud aumenta un año la esperanza de vida.

Y cuando los trabajadores tienen acceso a servicios de salud pueden aumentar 2.5 horas a la semana su productividad, aseguró Ricardo Pérez, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


Los comentarios están cerrados.