ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM
ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. El alcalde José Haro de la Torre argumentó que la carne contaminada con clembuterol que causó la intoxicación de al menos 38 personas no salió del Rastro Tipo Inspección Federal (TIF), sino que es carne que fue introducida al municipio.

Agregó que es un tema que se tiene en coordinación con la Secretaría de Salud de Zacatecas para efectuar acciones inmediatas en temas de clembuterol, abigeato y compra clandestina de carne, a fin de evitar la generación de problemas de salud.

A través del Departamento de Sanidad y el Rastro se reforzarán los mecanismos en coordinación con la SSZ y gobierno del estado, por lo que el presidente municipal dijo que “seguiremos en este tema de investigación y de trabajo en conjunto para evitar más casos que dañen a la población”.

Expuso que, aunque hay necesidades por atender en cuanto a la carne que sale del Rastro de Fresnillo, se mejorarán los procesos de traslado después de la matanza, a través de la Secretaría del Campo (Secampo).

Frente a esta situación, el alcalde refirió que habrá más vigilancia para evitar la ingesta de carne contaminada, por lo que reconoció que hay que mejorar las condiciones del Rastro TIF.

Haro de la Torre reveló que, aunque no hay nada en concreto, hay posibilidades de que se pueda concesionar este servicio; “no hay nada formal, pero es una realidad, y sería un buen ejercicio para el municipio y una situación favorable para todo el estado”.

 

Se defienden tablajeros

Rafael Laredo Picasso, presidente de la Unión de Tablajeros de Fresnillo, expuso que las autoridades que deben verificar la calidad de la carne tanto a nivel federal, estatal como municipal, tienen que tomar cartas en el asunto.

“Me atrevo a decir con toda la precisión del mundo que los carniceros y los tablajeros no somos culpables de este tipo de problemáticas (venta de carne contaminada con clembuterol), al contario, siempre hemos sido los más exigentes de llevar un producto de calidad a la ciudadanía”, detalló.

Agregó que el clembuterol es producido porque el ganado consume un anabólico que no se da en el país, por lo que es importado a pesar de no ser un producto legal, y son las aduanas el primer filtro que permite la entrada de este producto a México.

“La Sagarpa (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación) no tiene un control de lo que el ganado pueda consumir antes de entrar al país y después se esparce a las demás ciudades, mismas que pasan por las casetas fitosanitarias que tampoco detectan las anomalías que pueda traer la carne”, refirió Laredo Picasso.

Detalló que al momento que llega el animal al Rastro TIF de Fresnillo, se le toman muestras que son llevadas a un laboratorio, pero se recibe respuesta dentro de tres meses, cuando la carne ya fue entregada a los carniceros o tablajeros para ser vendida a la ciudadanía.

Aseguró que si este problema sucede en El Mineral es porque no se cuenta con el equipo necesario para detectar de manera inmediata las irregularidades que pueden traer los animales.

“Muchas veces la población nos quiere culpar a los carniceros cuando nosotros no tenemos la culpa, pues detectar los anabólicos que traen los animales no nos corresponde a nosotros”, reveló Laredo Picasso.


Nuestros lectores comentan

  1. JOSE ESCOBEDO DOMINGUEZ

    SR. PRESIDENTE: DE ACUERDO CON USTED Y CON LAREDO PICASO. DESHÁGANSE DE ESE RASTRO. EN MALA HORA AMALIA GARCÍA Y SU GENTE SINVERGÜENZAS SE LES OCURRIÓ ESE PROYECTO. ESO ES PARA UNA EMPRESA A MAYOR ESCALA YA HUBO EN FRESNILLO UN RASTRO TIF PARA CABALLOS. ESO DEBE SER PARA EXPORTACIÓN. ESCÚCHENLO BIEN. USTEDES DEDÍQUENSE A DARLE A COMER SU GENTE CARNE SANA, PRODUCIDA EN SUS TERRENOS, DONDE SE PASTOREA AL GANADO. CUIDEN A SU POBLACIÓN.