NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM
NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM

MADRID.- Han transcurrido las horas y la mente ya está más fría, el novillero Jesús Enrique Colombo acude de nueva cuenta a Las Ventas de Madrid, al escenario donde un día antes protagonizó una tarde importante que marcará su prometedora carrera profesional.

Emociones y sensaciones encontradas son las que compartió en una entrevista exclusiva para NTR el diestro venezolano, quien desde los 13 años se encuentra afincado en esta ciudad.

“Fue una tarde importante porque venía la ilusión grande que es torear en Madrid, sucedió de tal manera que hubiera cortado una, oreja pero fue una pena que la novillada no diera más opciones para abrir la puerta grande, que era el objetivo, sin embargo, pienso que es un triunfo que tendrá repercusión. En cada faena estuve entregado, buscando sacarle todo lo que tenían los novillos; sé que la afición vio a un novillero que quiere ser torero”, dijo.

Lejos del país y la tierra que lo vio nacer, Colombo llegó a España en busca de cumplir el sueño de ser torero, destacando con prontitud como alumno de la Escuela de Tauromaquia de Madrid Marcial Lalanda, cimentando desde entonces lo que significaría llegar a presentarse por vez primera en la Catedral del Toreo, tarde en la que considera lo dio todo, faltando esa oreja que hoy ha sido el tema de polémica en las tertulias taurinas de la capital española.

“Era una tarde decisiva, mi presentación en Madrid, y no tenía que guardar nada porque de aquí podría depender mi carrera; los novillos tuvieron sus cosas y me dieron la posibilidad de estar de la mejor manera. Sentí impotencia cuando no me dieron la oreja porque había hecho un gran esfuerzo, además, la gente la pedía, pero ya nada se puede hacer, me quedo con esa vuelta al ruedo que la gene vio como si llevara el trofeo”, afirmó.

Colombo es un torero que no busca parecerse a nadie, quiere encontrar su propia identidad y sello que lo distinga, como novillero tiene en mente colocarse en la cima del escalafón, aunque más allá de los números, quiere ser el mejor.

Lo hecho en Madrid servirá para que lleguen los contratos y su nombre aparezca en la próxima temporada en las ferias más importantes no sólo de España, sino también de Francia y América.

“Todo cuesta y cada quien tiene su mérito de ponerse por delante y más cuando eres extranjero. Llegas con pocos conocidos y a encontrar gente que no está a tu favor, pero eso te motiva para echar la cara y tratar de hacerlo de la mejor manera posible. Me quedo con esas ganas que demostré en el día clave, creo que eso me servirá para estar en las ferias importantes”, afirmó.

“Quiero decirle a la afición que quiero ser el mejor, y que esa entrega es de todos los días, que lo que me he ganado ha sido por méritos propios. Queda esperar una temporada de novilladas bonita a final de año y ser el primero del escalafón”, concluyó Colombo.


Los comentarios están cerrados.