REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Montreal.- De las 164 mil personas que, aproximadamente, se inyectan drogas en México, 96 por ciento tiene hepatitis C, revela el último reporte The Global State of Harm Reduction, elaborado por la Harm Reduction International.

Rick Lines, director ejecutivo de la Harm Reduction International, indicó que el virus de la hepatitis C es un agente mucho más infeccioso que el VIH, y la probabilidad de contagio es muy alta en los usuarios de drogas inyectables que no tienen acceso a agujas y jeringas esterilizadas.

En entrevista con Grupo REFORMA, Lines aseguró que en todo el mundo hay un aumento de la hepatitis C entre las personas que se inyectan drogas, por lo que es fundamental que se implementen políticas de inyecciones supervisadas, es decir, que existan centros donde se les entreguen agujas y jeringas esterilizadas.

Sin embargo, los servicios de reducción de daños en México son escasos y no cuentan con apoyo gubernamental, de acuerdo con el informe .

Por ello es fundamental que los gobiernos trabajen con las asociaciones de reducción de daños, precisó Lines en el marco de la 25 Harm Reduction International Conference.

De acuerdo con el informe, la estimación de personas adictas infectadas con hepatitis C, se desprende de un estudio difundido por la revista científica The Lancet.

El análisis de la Harm Reduction International, difundido a finales de 2016, reporta que en Tijuana y Ciudad Juárez se registra un aumento de las personas que consumen drogas intravenosas, y por ende son las más afectadas por la hepatitis C.

«Las ONG en Tijuana y Ciudad Juárez informan que la distribución de agujas y jeringas por persona que se inyecta drogas disminuyó entre 60 y hasta 90 por ciento tras el cese del apoyo del Fondo Mundial», alertó Lines, por su parte.

Además de la hepatitis C, hasta un 2.5 por ciento de los usuarios de drogas inyectadas tiene VIH, establece el informe.

«Se ha observado un aumento de la epidemia del VIH entre las personas que se inyectan drogas».

El reporte indica que el consumo de drogas inyectables en México ha aumentado desde el último reporte, y que se ha observado un aumento en el uso de polidrogas, particularmente en Tijuana, además de que el uso de metanfetamina continúa expandiéndose.


Los comentarios están cerrados.