SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

FRANCISCO R. MURGUIA. El alcalde Blas Ávalos Mireles se comprometió a homologar el salario de sus elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) para que antes de finalizar su administración, los 10 policías que conforman la corporación, perciban 9 mil pesos quincenales y cada uno tenga una vivienda propia.

“Antes ganaban 3 mil, ahora 6 mil, al cierre de la administración se busca ganen 9 mil pesos y apoyarlos para darles casa a todos los policías, ya que les tengo seguro de vida, con la intención de que tengan las condiciones para que ellos se sientan lo más seguro posible… pero tener por lo menos seguridad hacia ellos y sus familias”.

A la par, se busca satisfacer a la ciudadanía en materia de seguridad, ya que, dijo, 10 elementos son insuficientes para ofrecer rondines en las más de 56 comunidades.

Por ello, dijo que se tiene programado mandar a seis policías más a evaluar, para tener un total de 14 elementos aprobados dentro de la DSPM.

A pesar de que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) pidió que policías pre evaluados sólo portarán tolete y no arma de fuego, Ávalos Mireles aceptó que los elementos no están sujetos a esa regla, “así debería de ser, los deberíamos traer con la pura macana, pero es un policía que se siente desarmado e incompetente en una situación de poner orden”.

Mencionó que portar armas fue una exigencia de los propios elementos para pertenecer a la corporación.

Por otro lado, el alcalde dijo que una exigencia de la población fue que todos los policías fueran originarios del municipio, “porque eso obliga a los elementos a portarse bien, estar vigilados por la misma ciudadanía, lo que nos ha dado buenos resultados porque ellos conocen a su gente”.

Blas Ávalos precisó que 10 por ciento de los policías es oriundo del municipio.

Manifestó que han tratado de implementar prácticas para que los policías “cambien su actitud”, ya que pobladores aun ven en estas autoridades, a “personas irrespetuosas y rateros”.


Los comentarios están cerrados.