DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

Guadalupe.- El secretario del Ayuntamiento de Guadalupe, Héctor Zirahuén Pastor Alvarado, fijó postura sobre las prestaciones laborales que reclaman 68 trabajadores de la municipalidad, quienes argumentaron que se deben de revisar los casos en particular, dado que el contrato individual contempla algunas prestaciones y elimina otras como la seguridad social.

Esto, en relación al bloqueo de los accesos al recinto municipal que sostiene el pretendido Sindicato Independiente de Trabajadores del Estado de Zacatecas (SITEZ).

Pastor Alvarado comentó que los manifestantes reclaman derechos laborales por un monto aproximado de 200 mil pesos, “pero es imposible brindar esa cantidad, ya que la nómina mensual del ayuntamiento asciende a 17 millones de pesos, entonces debemos revisar esa parte contractual”.

Explicó que existen trabajadores, como los de lista de raya, quienes gozan de derechos y saben que hay ciertas prestaciones a las que pueden acceder, pero la situación financiera del ayuntamiento no lo permite. “Ellos acceden a sabiendas de esto”, subrayó.

Sin embargo, el secretario del Ayuntamiento comentó de Alejandro Rivera Nieto, líder del SITEZ, quien en una entrevista previa acusó al funcionario de abrirse paso con lujo de violencia por parte de la policía municipal, “es él quien es intransigente porque se le pidió de manera atenta que abriera las puertas. Obviamente hubo resistencia de los manifestantes, pero jamás se actuó con agresiones”.

Refirió que hay videos que tienen los elementos y la presidencia municipal donde demuestran que no hubo tal hecho como lo narraron los disidentes.

Por otra parte, el líder del SITEZ, Alejandro Rivera, dijo que no cejarán en el empeño hasta que el presidente municipal Enrique Flores Mendoza se haya comprometido al 100 por ciento de satisfacer las demandas expresadas por sus representados.

Enfatizó que contrario a lo que dijo el secretario del Ayuntamiento, Héctor Zirahuén Pastor Alvarado, sí hubo lesionados por los elementos policiacos, al abrir las puertas de la alcaldía, incluso destruyeron varios teléfonos celulares de sus compañeros.


Nuestros lectores comentan