DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Luego del primer informe de gobierno de Alejandro Tello Cristerna, el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, opinó que vio un cambio en lo social respecto a la búsqueda del saneamiento de la vida cotidiana y la seguridad.

Argumentó que pudo constatar un gesto institucional, de respeto y congruencia por haber asistido a la Legislatura. “Eso es lo que se pondera del mandatario zacatecano”, subrayó.

Consideró que si bien es el primer año de gobierno, los resultados no son tan prontos, “pero se han puesto bases sólidas para un segundo mejor año. Es alentador también a pesar de que hay datos de violencia en la entidad”.

Refirió que “si pudiera calificar numéricamente al gobierno de Tello Cristerna, sería un 8; en un adjetivo, bien, y en general un año bueno. Esperamos que el segundo pudiera ser mejor”.

En cuanto al tema de inseguridad, el prelado consideró que buscan las causas que originan la violencia para resolverla.

“Todo es la familia, pero el segundo paso es la educación en valores. Hay que ir rescatando el sujeto, claro que importa la escuela y las escuelas”, sentenció.

Enseguida, Noriega Barceló mencionó la situación de la política migratoria de Estados Unidos y su reciente reunión con clubes de migrantes.

Destacó el trabajo coordinado para, desde la fe, contar con un apoyo espiritual y cumplir con sus objetivos aportando lo que sea necesario humanitariamente.

“Tenemos que asistirnos de la fe católica; el ejemplo de Jesucristo, ver en el crucificado el esfuerzo, valentía y arrojo de luchar por aquellos quienes confían en nosotros”, dijo.

Concluyó con que los paisanos en Estados Unidos deben mantener la solidaridad buscando cómo ayudarse los unos a los otros en el camino de la paz y la cordialidad.


Los comentarios están cerrados.