LORENA GUTIÉRREZ/NTRZACATECAS.COM
LORENA GUTIÉRREZ/NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.– El cierre del gobierno de Miguel Alonso Reyes y el inicio del de Alejandro Tello Cristerna costaron a los zacatecanos más de 218 millones de pesos en gasto de publicidad, de acuerdo con el Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO).

En el Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG) 2017, Zacatecas se posicionó en el segundo lugar con los mayores excesos en promoción del gobierno estatal, pues durante 2016 el presupuesto para este rubro se sobrepasó hasta una cantidad 2 mil 818 por ciento superior a lo planeado.

A nivel nacional, el estado está sólo por debajo de Puebla en este consumo desmedido. Destaca que Zacatecas cerró el año pasado como uno de los más violentos en las últimas dos décadas; sin embargo, la cuenta de la imagen gubernamental fue 220 veces más grande que el monto para la atención a víctimas del delito, por ejemplo.

El total de dinero gastado en comunicación social representa casi el doble de los recursos etiquetados para cultura y el triple de las bolsas para ciencia y deporte; es seis veces más que lo otorgado para migrantes, siete que lo de derechos humanos, 20 de medio ambiente y 85 por ciento del subsidio estatal para la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), según el Presupuesto de Egresos de 2016.

Durante el año que compartieron las administraciones alonsista y tellista –ambas del Partido Revolucionario Institucional (PRI)– se gastaron 218.4 millones de pesos en publicidad, a pesar de que sólo se presupuestaron 7.5 millones para dicho concepto.

Esto significa que los recursos para publicitar al gobierno se multiplicaron por 29. Tan sólo en el primer trimestre de 2016 Alonso Reyes ya había sextuplicado el monto proyectado para todo el año y el mismo patrón se siguió hasta el final, con Tello Cristerna al mando.

En contraste, los ciudadanos padecieron un incremento de impuestos que contribuyeron a aumentar hasta 32 por ciento las arcas del estado. De acuerdo con el IIEG 2017, Zacatecas fue el sexto lugar a nivel nacional en mayores ingresos por gravámenes locales.

Asimismo, la entidad se posicionó en el segundo lugar de crecimiento por participaciones y aportaciones federales, que representaron 34 por ciento más que el año anterior, mientras que en ingresos por aprovechamientos se obtuvo uno de los menores en el país: 24 por ciento.

En total el gobierno del estado registró una entrada de dinero 25 por ciento mayor que lo proyectado; sin embargo, el IMCO criticó que los criterios de distribución de estos excedentes son poco claros o inexistentes, pese a que Zacatecas es una de las 11 entidades sometidas a la Ley de Disciplina Financiera.

 

Presupuesto desmedido

En el IEEG 2017 resalta que Zacatecas tuvo uno de los mayores excesos en el gasto general del año pasado. La entidad fue la quinta a nivel nacional en ejercicios adicionales, al sobrepasar 24 por ciento de lo que se contempló en el presupuesto de egresos.

Este porcentaje de variación en los recursos públicos se consideró reprobatorio, pues los ajustes aplicados incumplen parámetros internacionales, según los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El IMCO evaluó que en general Zacatecas cumplió con 61.1 por ciento del índice de información del gasto. Aunque se obtuvo un porcentaje más alto que el año anterior, el estado cayó seis posiciones a nivel nacional, al pasar de la 10 a la 16 en cumplimiento.

De acuerdo con el estudio, las desproporciones entre el presupuesto y lo ejercido se atribuyen a una mala planeación de la Secretaría de Finanzas (Sefin) solapada por los diputados locales; es decir, no existe contrapeso del Poder Legislativo a las propuestas del Ejecutivo.

“La nula intervención del Congreso el Estado se refleja en que no se exige la comparecencia de las autoridades ejecutoras que gastan significativamente más de lo aprobado”, afirmó el centro de investigación.

Además, se señaló que los legisladores hacen poco uso de su facultad de emitir opiniones sobre los informes trimestrales que las secretarías de finanzas locales les remiten, lo que permite que los excesos aumenten.

 

 

 

 


Nuestros lectores comentan

  1. Rubén Cardona Murillo

    De entrada siempre gasta cantidades estratosféricas en promocionar y presumirnos que hacen su trabajo; pero cuando se dan estas cantidades, están esmerados en hacernos creer, aquello que no han hecho.

  2. O sea que gasta el dinero que tanta falta hace a los zacatecanos para engañarnos, no le encuentro nada de «diferente» a este gobernador