DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Durante el informe de avance de la presa Milpillas, emitido por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Agua y Medio Ambiente (SAMA), se destacó que el próximo año la inversión de los gobiernos federal y estatal será de 175 millones de pesos, es decir, 87 millones 500 mil pesos que deberá de aportar cada quien, y en cuanto a la licitación se dijo que la fecha límite para lanzarla será el 30 de enero de 2018.

En conferencia de prensa realizada en el Ecoparque Bicentenario se comentó que para conducir el agua desde Milpillas hasta Zacatecas, el acueducto tendrá una longitud de 161 kilómetros; sin embargo, el costo de esta infraestructura será de más de 4 mil millones de pesos.

Al cuestionar al titular de la SAMA, Víctor Armas Zagoya, sobre quién absorbería la inversión, respondió que “una empresa privada invertirá mediante apalancamiento financiero”.

“Un total de 2 mil millones de pesos invertirán para construir el acueducto y la otra parte será bipartita, es decir, entre gobierno federal y estatal, quedando un 49 por ciento para gobierno local y 51 por ciento para la empresa privada”, explicó.

Dijo que la implicación de la empresa privada que logre hacerse con la licitación “obviamente tendrá en su corrida financiera el negocio, no le van a hacer un favor al estado. Es una inversión de correr el riesgo y ésto lleva implícito que vayan a tener el beneficio de carácter económico y también se harán responsables de la operación y el mantenimiento”, pero señaló que quienes paguen por ese mantenimiento “serán los usuarios”.

A pesar de que la mayoría del porcentaje será para la empresa que gane la licitación, el funcionario estatal subrayó que “el agua será del estado, el agua nunca será de los particulares ni de quien vaya a hacer la obra”.

El proyecto integral de la presa, validado por el consejo consultivo, dijo Armas Zagoya, costó 122 millones de pesos y justificó que “si se hubiera contratado un despacho especializado que nos hubiera hecho el proyecto ejecutivo, ésto nos hubiera costado 600 millones de pesos”.

Armas Zagoya amplió que en 2018 los municipios tendrán una ampliación de presupuesto por 232 millones de pesos, para que los organismos de agua potable accedan al proyecto.

“Lo que les estamos pidiendo a los Municipios es que privilegien las coberturas, es decir, que todos aquellos habitantes que no cuenten con agua potable puedan tenerlo”, subrayó.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Ariadne Paola Diaz HAro

    en el interior del texto se menciona «…El proyecto integral de la presa, validado por el consejo consultivo, dijo Armas Zagoya, costó 122 millones de pesos y justificó que “si se hubiera contratado un despacho especializado que nos hubiera hecho el proyecto ejecutivo, ésto nos hubiera costado 600 millones de pesos”…» a que Consejo Consultivo se refiere el Secretario de la SAMA?

    • Rubén Cardona Murillo

      Entre diezmos y «estímulos» a toda la caterva de ladrones, se eleva la cantidad a esos exorbitantes montos.

  2. Carlos Everardo Flores Flores

    Una observacion la presa que esta proyectada, no esta dentro del terreno de Milpillas, sino dentro de los terrenos de Jimenez del Teul, Zacatecas, y Milpillas pertenece al municipio de Valparaiso, pero asi dejenlo porque si no el proyecto de 122 millones de pesos pueda pasar a 130 millones.

  3. Vicente Loera Mier

    Rio Milpillas es por cual asi a sido conocido por la gente esto no importa lo que si la hubiesen comenzado a construirla desde que terminaron los estudios tal vez ya hubiesen terminado, cuanto tiempo a pasado y cuanto tiempo hira a pasar para que se decida a empezar. El problema es que la economia de Mexico se esta llendo cuesta abajo .

  4. Vicente Loera Mier

    Lo que deben de hacer es pedir ha que les hagan un prosupuesto ingenieros Gringos no las ratas mexicanas .Ya que ha esto les convienen para que tengan trabajo todo el que se benefiese con el agua y se dejen de venirse pagando miles de dolares al Coyote arriesgando su vida a morirse de sed o ahogados en el Rio Bravo.