REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Cd. de México .- Tras reconocer que las mujeres en México enfrentan un entorno de inequidad, violencia y falta de oportunidades, José Antonio Meade ofreció deducir el Impuesto sobre la Renta (ISR) a quienes paguen cuotas al IMSS para dotar de seguridad social a las trabajadoras domésticas.

En un encuentro con priistas en Acapulco, el precandidato presidencial del PRI aceptó que 7 de cada 10 mujeres en el País han sido víctimas de la violencia, lo que consideró «profundamente indignante».

Sostuvo que detrás de cada feminicidio existe una falla estructural en las escuelas y las familias.

«A la mujer no se le debe tocar ni con el pétalo de una rosa, ese debe ser el principio que prive», expresó.

El abanderado del PRI también reconoció que el Gobierno ha fallado a las mujeres por la falta de oportunidades para que concluyan sus estudios.

«A todas aquellas mujeres que les quedamos a deber como Gobierno, cuyos retos no supimos entender y que por lo tanto no terminaron su ciclo educativo, a todas ellas hay que trabajar para darles ese espacio», indicó.

Frente a lideresas y militantes del tricolor, Meade presentó su agenda de cinco puntos para impulsar el desarrollo de la mujer.

Primero, prometió un programa agresivo para otorgar crédito a la palabra a las emprendedoras.

Planteó la creación de guarderías de tiempo completo para preescolar y educación básica, que incluyan el servicio de alimentación.

También propuso otorgar becas para que las mujeres puedan terminar sus estudios y tengan acceso a un empleo formal.

El ex Secretario de Hacienda aseveró que las mujeres reciben 70 por ciento menos de ingresos que los hombres por realizar el mismo trabajo.

«En México no puede haber diferencias de sueldo por razones de género. Tenemos que asegurarnos que a trabajo igual, compensación igual», afirmó.

Finalmente, la quinta propuesta de Meade contempla la posibilidad de que las cuotas voluntarias que se paguen al IMSS para garantizar la seguridad social de las amas de casa sean deducibles en el ISR.

«Hay la posibilidad de siempre de participar de manera voluntaria en el régimen obligatorio del IMSS, pero eso no ha sido suficiente para hacer realidad, para el trabajo doméstico y para las trabajadoras domésticas, estar inscritas en el IMSS», dijo.

«Para ello, habremos de proponer que esas cuotas sean deducibles del ISR y que se convierta siendo un estímulo que haga realidad que la posibilidad del trabajo doméstico sea reconocido con seguridad social».

‘Una madre de un político, muy recordada’

Al hacer un reconocimiento a su madre, a su esposa Juana Cuevas y a su hija de 14 años, el precandidato del PRI hizo una broma sobre los sacrificios que implica estar cerca de un político.

«Soy hijo de una gran madre. Además, una gran madre que ha resistido el ser madre de un político y, por lo tanto, ser una madre muy recordada, tiene mérito ser madre de un político», expresó, provocando las risas de los asistentes.

En su discurso, Meade aseguró que a los ciudadanos no les importa cuál de los aspirantes presidenciales es mejor orador, sino el que tiene las mejores propuestas.

«Lo que la gente quiere escuchar de sus políticos no es cómo se pelean, no es quién es más ingenioso, no es quién es mejor en el uso de las palabras, no es quién es el más emotivo en el discurso, es quién propone las mejores soluciones», dijo.


Los comentarios están cerrados.