ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El narcomenudeo, la violencia y otros acontecimientos que ocurren en los planteles universitarios son situaciones inéditas a las que se ha llegado y que jamás hubiéramos imaginado, expresó Antonio Guzmán Fernández, rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Luego de que el 23 de febrero, en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se registró una balacera, en la cual fallecieron dos presuntos narcomenudistas, Guzmán Fernández manifestó su solidaridad y refirió que son acciones preocupantes, tanto en el contexto nacional como en el estatal.

Con respecto a la UAZ expuso que se trabaja en la formalización de un esquema con distintas instancias del gobierno del estado para conformar acciones de prevención, derivadas de un proceso integral de seguridad, que, además de la implementación de cámaras se exponen medidas como identificaciones al alumnado para entrar a los planteles, y el reforzamiento de los espacios educativos con más personal de seguridad.

Aseguró que hasta el momento no ha recibido por parte de directivos o docentes de los planteles de preparatorias y licenciaturas, notificaciones de casos detectados de alumnos que estén introduciendo o consumiendo drogas en los centros educativos; sin embargo, no es algo que no se vigile.

Expuso que el Centro de Aprendizaje y Servicios Estudiantiles (CASE) realiza, desde el año pasado, un estudio de adicciones en el alumnado de educación media superior y superior de la máxima casa de estudios del estado, con el propósito de prever y atender casos, a través de proporcionar información sobre las afectaciones que traen el consumo de drogas, pues los estudios arrojaron que es alto el número de estudiantes que consumen alguna sustancia adictiva, como el alcohol y tabaco.


Los comentarios están cerrados.