FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El politólogo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Francisco Muro González, expuso que el primer ejercicio de debate presidencial no fue como tal un debate, sino una presentación de propuestas por parte de los candidatos, que no necesariamente son buenas.

“Me pareció cansado cuando el debate debió ser dinámico, activo. Son dos temas fundamentales que le interesan a la ciudadanía, uno con 65 por ciento de interés se refiere a la inseguridad pública, y el otro que va ligado es respecto al desempleo, pero no hicieron el énfasis de que esas son las preocupaciones del ciudadano”, sentenció.

El especialista en política puntualizó que entre los candidatos existe la falta de oferta a los ciudadanos, puesto que la acción de emitir el voto se realiza sólo como un deber cívico, más que observar la oferta que tiene cada uno de los candidatos.

“En este primer debate no creo que le haya quedado claro a la ciudadanía por quién debe votar. Lo que se vio es que hace falta ser más accesible al público las ofertas, en términos de qué es lo que vamos a hacer cuando estemos en la presidencia”, expuso.

Muro González dio a conocer que faltó segmentación del mensaje de los candidatos, para acaparar a los distintos tipos de públicos. “Uno de ellos muy importante a la juventud, de 18 a 25 años debieron tomar como base los temas educativos, empleo, deporte y prestaciones, porque estuvo desconfigurado el discurso no existió nada impactante”.

Anaya, mejor desarrollado

Muro González aseguró que el mejor desarrollado durante el primer debate presidencial fue el candidato por la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), Ricardo Anaya Cortés. “En definitiva fue Anaya quien no sólo presentó ideas novedosas, las presentó de manera fluida y tuvo algo fundamental que fue el dominio escénico”, subrayó.

Expuso que su opinión es sin simpatizar con Anaya Cortés; sin embargo, fue el candidato que tenía claro lo que expresaba durante el debate.

AMLO tiene simpatía anti-peñista

El especialista expuso que la preferencia que tiene Andrés Manuel López Obrador no se da con base en la imagen que irradia el mismo candidato, sino en el hecho de que detesta al presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

“En AMLO ven la imagen del antipeñanietismo, para nada se va a votar PRI. La hipótesis que tengo es sobre quién representa más el antipeñanietismo y es Andrés Manuel. Es algo que Meade es imposible hacer. Quien pudo hacerlo fue Anaya, pero no tiene bien cuadrado el asunto”, refirió.


Los comentarios están cerrados.