KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

A propósito del Día Internacional contra la Corrupción, actores políticos, que iniciaron procesos legales contra el ahora ex gobernador Miguel Alonso Reyes, reclamaron que sus denuncias estén sin resultados, a pesar de que se le señaló desde desvío de recursos, cobro de moches, hasta irregularidades en obra pública y una costosa promoción de su imagen.

Aunque la fecha oficial de la conmemoración es el 9 de diciembre, la campaña del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) es permanente a fin de combatir el mal que consideran el principal enemigo para lograr mejores condiciones de vida para la población.

Esta lucha fue la principal propuesta del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en su campaña, abanderada por Movimiento Regeneración Nacional (Morena); sin embargo, una de las principales críticas en su contra es que en su toma de protesta aclaró que no perseguiría a ningún político anterior señalado por irregularidades.

El ex diputado federal zacatecano y líder de Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez, criticó que esta acción es un acto de impunidad y reprochó que, en su discurso, el primer mandatario agradeciera al ex presidente Enrique Peña Nieto su trabajo, lo que consideró como un “trato” que favorece que no se castigue la corrupción de administraciones anteriores.

En términos de López Obrador, calificó esto como una “doble moral”, ya que “por un lado promete que irá contra los corruptos y por el otro se les está ofreciendo una amnistía”. En este sentido, Álvarez Máynez recalcó la importancia de exigir una fiscalía autónoma e independiente.

“No creemos que la corrupción deba ser tema de amnistía, como lo propuso el presidente, sino que debe de ser castigada”, enfatizó y recordó lo que padeció la sociedad por actos deshonestos, como el saqueo del erario por parte de gobernadores.

En este mismo tono se posicionó la senadora Soledad Luévano Cantú, de Morena, quien en 2016 interpuso una demanda contra Alonso Reyes ante la Procuraduría General de la República (PGR) y que, tras las declaraciones del presidente de la República, reiteró a este medio que mantendría su objetivo de “sin piedad contra los corruptos”.

Por otra parte, Jorge Álvarez recordó que interpuso nueve denuncias por corrupción ante distintas instituciones, como la PGR y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), entre las que involucra a Miguel Alonso por enriquecimiento ilícito durante su mandato en Zacatecas, y que fue ingresada en 2016.

También señaló desvíos por la llamada Estafa Maestra, en las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de Desarrollo Social (Sedesol), problema que también alcanzó a manchar a la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), así como los desvíos para las campañas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde los estados.

Cuando el ex gobernador fue anunciado como director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el representante de MC exigió que avanzaran las investigaciones de él y retomó las exigencias de Luévano Cantú, no sólo por el desvío de millones a través de empresas fantasma, sino también por obras inconclusas y un gasto excesivo en publicidad.

Esta última acusación fue exhibida por estudios de organizaciones civiles nacionales, como el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), que en 2017 reveló que el costo por promoción del último año del gobierno alonsista fue casi 3 mil por ciento más alto que lo aprobado originalmente.

No obstante, el ex titular del Poder Ejecutivo estatal fue nombrado en el cargo del Fonatur y ahí permaneció hasta el cambio de administración federal; este fin de semana, a través de sus redes sociales, Alonso Reyes anunció que se reintegrará a la Universidad Panamericana, en la Maestría de Gobierno y Políticas Públicas y “diversas actividades académicas”.

Culpable de la crisis

Otra de las denuncias contra Miguel Alonso la interpuso hace un año, a nivel local, Omar Carrera Pérez, diputado local de Morena.

En ésta, al igual que Soledad Luévano, señaló a Fernando Soto Acosta y Guillermo Huízar Carranza, ex secretarios de Finanzas (Sefin) y de la Función Pública (SFP) durante el pasado sexenio.

En la denuncia, presentada ante la hoy Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) en 2017, el legislador acusa cohecho, abuso de autoridad, desvío de recursos, peculado, colusión y negociaciones ilícitas.

Sin embargo, el proceso permanece inmóvil. “No hay respuesta, inclusive cuando la pusimos no fuimos requeridos para una ratificación. En mi opinión, simple y sencillamente la archivaron, la metieron al cajón de la congeladora para que no tuviera los resultados”, reprochó Carrera Pérez.

Aseguró que por la mala administración de Miguel Alonso “se tienen los problemas financieros en el estado, porque más allá de denuncias contra el ex gobernador y sus funcionarios, no se pusieron las denuncias correspondientes y pertinentes por el gobierno que actualmente encabeza Alejandro Tello Cristerna”.

“También hay que señalarles que el responsable de esta crisis que se tiene por parte de la nómina magisterial es el ex gobernador o su amigo, al cual ha encubierto en el tema de actos de corrupción”, finalizó el diputado de Morena, en referencia al actual mandatario estatal.


Nuestros lectores comentan

  1. Pues la población zacatecana sabemos que tello es tapadera del rata miguela. También sabemos que no ha hecho nada, claro, la condición de que fuera gobernador fue «clladito más bonito». Pero además, tello no tiene agallas ni para gobernar a su esposa; menos para denunciar al ratero de miguela.
    P.D. ¿de qué vive el hijo de tello en Guadalajara?