FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM

El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, aseguró que en 2019 la iglesia católica apoyará para el saneamiento del tejido social a través de sus parroquias y del Evangelio para una construcción real de la paz.

Informó que el trabajo primordial será la apertura de centros de escucha para las personas que directamente sufren las consecuencias de la violencia.

“Para la atención a personas que tienen hijos o familiares desaparecidos, familiares secuestrados, gente que vive esto (la violencia), de una manera muy directa y eso es lo que nos hemos propuesto para este año y esperamos lograrlo”.

Adelantó que Fresnillo “ya se encuentra unos pasos delante de las parroquias”, además de que se abrirán centros en Calera de Víctor Rosales, Valparaíso, Zacatecas, Guadalupe y Ojocaliente, que son los lugares que más requieren el apoyo de la Diócesis.

Para lograr sus objetivos el obispo señaló que trabajarán en coordinación con autoridades estatales y municipales, “porque el trabajo tiene que ser en conjunto, nadie puede trabajar por sí solo, y las autoridades están poniendo lo mejor, y tanto la iglesia y la sociedad tienen que buscar las estrategias de ayuda”.

El proyecto aún no tiene fecha de arranque; sin embargo, Noriega Barceló informó que se espera que durante el primer semestre del año ya estén abiertos los centros de Fresnillo y Calera.

Detalló que, además, se pretende abrir los centros en los municipios antes mencionados, por ser donde se concentra la economía del estado y el mayor número de violencia, “y es también lo que nos han dicho las autoridades que son ellos los que tienen datos más duros de lo que sucede realmente”.

Por tanto, hizo un llamado a las autoridades estatales y municipales a trabajar en conjunto, “yo creo que se hace lo mejor, pero como se ha dicho faltan elementos y falta que se unan elementos de la sociedad civil, personas que puedan colaborar, pero tenemos que actuar junto con las autoridades y ellas a su vez con la sociedad civil, por ahí tenemos que avanzar en la construcción de la paz, para recuperar lo que hemos perdido”.

De igual manera señaló que buscarán que desde el Evangelio se ayude a regenerar el tejido social, para coadyuvar con el saneamiento de las heridas que existan todavía, “por eso yo espero que desde la iglesia nuestra contribución sea positiva”.

 

 

ASÍ LO DIJO: “Para la atención a personas que tienen hijos o familiares desaparecidos, familiares secuestrados, gente que vive esto (la violencia), de una manera muy directa y eso es lo que nos hemos propuesto para este año y esperamos lograrlo”.

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.


Los comentarios están cerrados.