SILVIA ALVARADO/NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO/NTRZACATECAS.COM

Directivos y empleados de la minera Peñasquito se pronunciaron a favor de la tregua de 30 días para levantar el bloqueo que planteó Jehú Eduí Salas Dávila, secretario general de Gobierno; pero advirtieron que, de no respetarse, la empresa puede irse definitivamente del estado.

Si trabajadores transportistas de CAVA y ejidatarios de Cedros no acceden a una mesa de diálogo, la protesta, que tiene más de dos meses, se prolongaría y se plantearía que la empresa deje de operara en la entidad.

En conferencia de prensa y durante más de una hora, calificaron a José Narro Céspedes, senador por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), de manipulador y extorsionador.

Sin mostrar prueba alguna que acredite que el legislador pidió dinero a cambio de retirar el bloqueo, aseguraron que el pasado 27 de marzo, en presencia de autoridades de la Secretaría de Gobernación (Segob) y de Goldcorp, se exigieron 442 millones de dólares.

La prueba quedó plasmada en dicha minuta, misma con la que los habitantes estuvieron de acuerdo para que se les diera tan exorbitante cantidad.

“Hay minutas […], es una petición descabellada […]. Antes de contestar ellos rompen con la mesa y bloquean […], él estuvo ahí, el ejido lo confirmó”, declaró Nelson Núñez Vidal, gerente de Responsabilidad Social Corporativa.

Asimismo, recalcó que esto no tiene por qué volver a repetirse, ya que se volvió un modus operandi, en el que intervienen supuestos mediadores.

Desmintieron que Cedros no tenga agua, ya que diariamente se suministran 450 mil litros a los pobladores.

Afirmaron que 90 por ciento de los trabajadores son del estado, y este último año, al menos, 50 personas ingresaron procedentes del ejido que demanda empleo.

“El senador Narro falta a la verdad […], Narro mal informa o no quiere tener la información”, reprochó Núñez Vidal.

Al considerar que se previó 30 años útiles para la mina, los empleados mostraron disposición para que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) intervengan y constaten el modo de trabajar de la mina.

Si una autoridad se lo ordena, será restituida el agua para quienes lo demandan, aunque las comunidades pidieron dinero y no su intromisión.

Finalmente, añadieron que actualmente el Departamento Legal se encarga de ver quién atenta contra Newmont.

 

Acusan de soborno a Newmont–Goldcorp

Hay pruebas que constatan que la Mina Peñasquito sobornó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para tener una concesión, afirmaron José Narro Céspedes, senador por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Felipe Pinedo Hernández, miembro del Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ) e integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA).

En el recinto legislativo desmintieron las declaraciones de los directivos y empleados de la minera, quienes en conferencia de prensa, y durante más de una hora, calificaron a Narro Céspedes de “manipulador y extorsionador”.

El senador afirmó que la empresa minera que pertenece al corporativo Newmont–Goldcorp miente, al asegurar que tienen estudios en los que encontraron más de 50 millones de metros cúbicos en la cuenca acuífera en una zona que Conagua demuestra era veda para la perforación de pozos.

Por lo anterior, Narro informó que esta irregularidad y el desabasto de agua que hay en el semidesierto se le darán a conocer a Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Conagua.

Asimismo, anunció que le planteará que se realice un nuevo estudio en Mazapil, pues hay investigaciones previas que demuestran que el agua está contaminada.

Asesorado por Arturo Hernández, quien fue director del Centro de Estudios del Agua del Tecnológico de Monterrey, evidenció las inconsistencias publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) desde 2007 en el que se afirmaba que había una recarga anual de 10.1 millones de metros cúbicos de agua, teniendo en tan sólo dos años 54.1.

De acuerdo con el experto, para que este fenómeno se realizara debió haber una precipitación excesiva, misma que no ocurrió en ese lapso para que las recargas aumentaran de manera drástica.

Para 2018  el DOF volvió a publicar los mismos datos de 2009; que corresponden a una consultoría pagada por Goldcorp, afirmó.

“¿En qué se basa la Conagua? Casualmente salen 50 millones, mismos que la Conagua reconoció que había cálculos de error de más del 50 por ciento”, cuestionó el legislador.

En cuanto a El Socavón, manantial ubicado en Cedros y que está seco, Arturo Hernádez refirió que es evidente que su nivel estático disminuyó “y de manera drástica”.

Narro Céspedes volvió a arremeter en contra de Newmont–Goldcorp al declarar que lo único que se pide es que cumplan con los compromisos firmados desde 2008, porque “no les pedimos cosas irrealizables”.

Con documentos en manos retomó el discurso de que la mina tiene concesionadas 150 mil hectáreas, que utiliza un millón de metros cúbicos de agua al año y que en una tonelada de mineral usan una de líquido.

“Tenemos los elementos de cómo ha estado la minera agotando los niveles friáticos del agua”, declaró.

Narro Céspedes, finalmente, señaló que este tema de la escasez de agua fue retomado por Ricardo Monreal Ávila, en las cinco veces que fue legislador federal. “Seguiremos en la lucha por la vida contra la muerte”.


Nuestros lectores comentan

  1. Que no habrá alguien que detenga la ambición sucia de Narro y Pinedo, que se dedican a la manipulación de problemas con fines económicos. Esta empresa muy seguramente se irá del Estado y los trabajadores y población quedarán una vez más sin nada.

  2. «Si una autoridad se lo ordena, será restituida el agua para quienes lo demandan, aunque las comunidades pidieron dinero y no su intromisión.» Que casualidad que prefieren dinero que el recurso vital.