FRANZELY REYNA Y ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA Y ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

Diputados de Morena, PVEM, PES y PRD aplazaron una vez más el dictamen sobre el matrimonio igualitario en Zacatecas y decidieron someter el tema a consulta de la ciudadanía, luego de que manifestantes en contra tomaran el Congreso del Estado durante la mañana de este martes.

La convocatoria circuló en redes sociales desde días antes; asociaciones civiles y de distintas iglesias organizaron la protesta con mensajes en los que se hacían llamados “a la oración” y se difundía hasta la advertencia de una supuesta aprobación de la pederastia.

Antes de las 7 horas, decenas de personas, muchas vestidas de blanco, se plantaron frente a la entrada del Palacio Legislativo y en los accesos a los estacionamientos; cerraron las puertas del Congreso con cadenas y candados, y montaron carpas, también blancas, en la explanada.

Los quejosos colgaron una lona grande de las columnas del edificio: “#ZacatecasDefiendeLaFamilia”, se leía en la pancarta, la etiqueta que acordaron para posicionar publicaciones alusivas a la manifestación en la Red.

Portaban rosarios y carteles; con los mensajes: “No al matrimonio igualitario” y “La familia como Dios la creó”. Otros tantos repartían volantes en las calles aledañas. En las hojas, una imagen de un hombre y una mujer cargando a un niño y una niña, todos de piel blanca y cabello castaño claro, acompañaban al “Diputados escuchen. Respeten el matrimonio hombre + mujer en Zacatecas”.

Participaron integrantes del Frente Nacional por la Familia y de otras asociaciones como Jóvenes por Valores Trancoso, María por la Vida, Movimiento Testimonio y Esperanza y similares, así como las iglesias denominadas La Viña, Cristianas de Zacatecas, Casa de Oración, Ministerio Agua Viva, Lazos de Amor Mariano y Renuevo Espiritual, entre otras.

 

Aceptan condiciones

Varios fueron los funcionarios que intentaron liberar el Congreso, sin éxito. Los manifestantes exigieron que los recibiera una comisión especial, que se logró minutos después de las 10 horas, con la asistencia del secretario general de la LXIII (63) Legislatura, Le Roy Barragán Ocampo.

Se sentaron, a puerta cerrada, los diputados Jesús Padilla Estrada, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena); Raúl Ulloa Guzmán, del Partido Encuentro Social (PES); Susana Rodríguez Márquez, del Verde Ecologista de México (PVEM); José Correa Valdez, de Acción Nacional (PAN), y Eduardo Rodríguez Ferrer, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Una hora después, Susana Rodríguez salió para confirmar que los legisladores estuvieron de acuerdo con el desarrollo de “mesas técnicas con integrantes de las comisiones dictaminadoras y diputados en general, con la presencia de expertos” para discutir sobre el matrimonio igualitario.

Sin embargo, estas consultas postergan la decisión sobre estas uniones, pues se harán hasta agosto, septiembre y octubre; además, los representantes populares concedieron que se realizara “un foro por cada distrito electoral federal, en las respectivas cabeceras distritales de Fresnillo, Jerez [de García Salinas], Zacatecas y Guadalupe”, sobre el tema.

Asimismo, se comprometieron a que todas las tareas de dictaminación en la Legislatura les sean notificadas a las organizaciones quejosas, que nombraron como representantes a Érick González Neri, Antonio Rocha Romo e Iris Aguirre Borrego, ex diputada local del PES.

Al expresar su postura y en representación de los manifestantes en contra, Aguirre Borrego expuso que su argumento es que “¿para qué se quieren casar [las personas del mismo sexo]? ¿Para tener una familia?”; agregó que en los matrimonios igualitarios “no pueden procrear” y que éste es el “objetivo de la familia”, por lo que cuestionó si “¿cumplen con el objetivo?”.

Acusó que lo que se quiere legislar es “un privilegio” e insinuó que quienes están a favor de este tipo de uniones podrían pedir después “que se les apruebe una ley para adopción”, por lo que cuestionó “¿hasta dónde quieren llegar?”.

Se justifican

Todos los legisladores que asistieron a la negociación con las organizaciones religiosas firmaron los acuerdos.

En conferencia de prensa, Susana Rodríguez afirmó que los foros y las “mesas técnicas” estarían abiertos a la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual, Queer (LGBTTTIQ) y justificó que esto se haría para que tanto los a favor del matrimonio igualitario como los que están en contra se expresen.

La presidente de la Mesa Directiva de la Legislatura negó que con lo que se convino con las asociaciones religiosas se sometan a valoración los derechos fundamentales de las personas e insistió en que el ejercicio es para escuchar a las partes involucradas, porque “eso no se lo podemos negar a nadie”, dijo.

Sobre los mandatos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de validar el matrimonio igualitario, Rodríguez Márquez excusó que “están analizándose en las comisiones” legislativas encargadas del tema a nivel local.

Tras las acusaciones de violencia política contra los diputados que se posicionaron a favor, actos de los que se deslindaron las asociaciones en contra, la diputada llamó “a que no haya agresiones”. “Tenemos la violencia suficiente como para que le abonemos de esta manera”, recalcó.

Por último, los representantes declararon que, si se aprueba el matrimonio igualitario en las consultas que negociaron con los legisladores, respetarán “la decisión de la ciudadanía”.


Los comentarios están cerrados.