NORMA BERNAL/NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL/NTRZACATECAS.COM

Un gran caos vial fue provocado la mañana de este lunes por integrantes del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico (SNMM) Frente, al manifestarse y tomar la carretera que conduce de El Mineral a la capital zacatecana y una de las principales arterias de la ciudad, como protesta contra dos personas que integran el sindicato dirigido por Napoleón Gómez Urrutia, también senador por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), a quienes acusaron de intentar desestabilizar al gremio.

La manifestación inició minutos después de las 10 horas sobre la avenida García Salinas, frente a un reconocido hotel, donde Sergio Beltrán y Benito Melo, integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM) se hospedaron y, de acuerdo con el dirigente del SNMM Frente, Carlos Pavón Campos, también diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), su visita a Fresnillo obedecía a intereses de desestabilización.

Esta situación provocó que elementos de la Policía de Seguridad Vial tuvieran que cerrar tanto la carretera como la avenida García Salinas a los automovilistas, para evitar algún accidente.

El enojo de los conductores no se hizo esperar, pues quienes se dirigían a Zacatecas capital por la libre tuvieron que rodear la ciudad y salir por la Estación San José, además de pagar caseta y esperar hasta 30 minutos por el tráfico.

Gustavo Barrios, secretario del Trabajo y Previsión Social del SNMM Frente, lamentó que el gobierno federal no les hiciera caso, pues afirmaron que han interpuesto distintas denuncias en contra de personal cercano a Gómez Urrutia, ya que ponen en riesgo las fuentes de empleo, pero no hay respuesta.

Frente a ello, exigieron a los elementos de la Policía Metropolitana que Sergio Beltrán y Benito Melo abandonaran el municipio.

“Son dos tipos que no sabemos si vienen a lo mismo [refiriéndose al conflicto de 2009, cuando un minero murió tras un enfrentamiento entre sindicatos], no sabemos si traen dinero para tratar de comprar gente, lo que sí está claro es que generan incertidumbre entre los mineros”, expuso.

Advirtió que no permitirán la división del gremio, ya que les ha costado mucho trabajo mantener las fuentes de empleo.

“Hemos puesto muchas denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR), el gobierno del estado y el Ministerio Público (MP), pero nuestras voces no han sido escuchadas. A raíz de lo que pasó en 2009 hay temor, nuestras familias han sido fotografiadas por tipos que, además, han llegado a amedrentarlas y eso nos hace que no tengamos una paz laboral como quisiéramos; sólo defendemos la seguridad de las familias, la paz y fuentes laborales”, justificó Gustavo Barrios.

Mencionó que actualmente el distrito Fresnillo cuenta con alrededor de 15 mil fuentes de empleo, que no permitirán sean arrebatadas, en tanto pidieron a la Policía Metropolitana (Metropol) que fueran detenidos los dos sujetos.

Asimismo, dijeron saber quiénes eran y a qué venían porque algunos integrantes del sindicato dirigido por Gómez Urrutia se los confesaron: “son una bola de traicioneros, por eso tienen el líder que se merecen; nosotros tenemos un líder que se preocupa por sus trabajadores, eso hace la diferencia”.

Después del mediodía, los mineros intentaron ingresar al hotel con permiso del personal para sacar a los supuestos aliados de Napoleón, a quienes no encontraron, por lo que aseguraron que ya los habían dejado salir, o bien, los escondieron.

Frente a esta situación, decidieron tomar la carretera que conduce a Zacatecas capital, para manifestar su inconformidad.

En punto de las 13 horas, cientos de mineros se concentraron en la carretera federal 45 y sólo dejaban pasar vehículos de emergencias.

Durante los momentos más tensos en que se tomaron la carretera y la avenida García Salinas, los mineros gritaron consignas en contra de Gómez Urrutia, recordándole que nadie de su gente ni él eran bienvenidos en El Mineral.

“Si vuelven a venir, así se van a ir”. “Les guste o no les guste, Pavón es su padre”. “No somos uno, no somos cien, pinche Napillo cuéntanos bien”, fueron algunas de las consignas.

Asimismo, los gritos de repudio al gobierno estatal no se hicieron esperar: “Tello, chingas a tu madre”. “Por su culpa estamos viviendo esto”. “No nos entregaron a esas lacras”. “Tello escucha, el minero está en su lucha”.

Por otra parte, Antonio Zamarripa, secretario del SNMM de la Sección 62, advirtió que no se quitarían ni de la carretera ni de la avenida García Salinas –donde se ubica el hotel– hasta que las autoridades les hicieran caso y les confirmaran la salida de Beltrán y Melo de Fresnillo.

En todo momento estuvieron presentes elementos de las policías Estatal, Municipal y Metropolitana, quienes verificaron que la manifestación fuera pacífica.

Para que se diera la liberación de la carretera, personal del gobierno estatal dialogó con los mineros, a quienes les aseguraron que les darán respuestas, ya que el proceso de las demandas ha sido lento.

La principal vía de acceso a El Mineral fue liberada después de las 16:30 horas.


Los comentarios están cerrados.