FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

Mientras Zacatecas figura como una de las tres entidades del país con mayor número de empleados en el gobierno, la política de “reordenamiento” de la administración estatal tiene un avance de 65 por ciento y, desde 2016, la nómina se ha reducido en 245 trabajadores.

El estado se encuentra en semáforo rojo por tener un alto porcentaje de población ocupada en el gobierno, según datos del observatorio económico México ¿Cómo Vamos?, que además muestra que la entidad está por arriba del porcentaje ideal de burócratas a nivel nacional.

En el país, la media de personal en el gobierno es de 3.9 por ciento; en cambio, Zacatecas supera el índice en 1.6 puntos, con un total de 5.6 por ciento, misma cifra que registró en el segundo trimestre de 2018.

Esto se confronta con la intención del gobierno de Alejandro Tello Cristerna de lograr un “reordenamiento estructural” de la nómina, meta anunciada en junio para generar un ahorro de más de 300 millones de pesos y como respuesta “a una exigencia de normatividad federal”.

El estado ocupa el tercer puesto a nivel nacional y es de las 16 entidades federativas con mayor número de burócratas que se encuentran en semáforo rojo en este indicador. En primer lugar está Campeche con 7.6 por ciento, le sigue Tabasco con 7.5 y debajo de Zacatecas se localizan en la lista Nayarit y Baja California Sur, ambas con 5.1.

Los indicadores de México ¿Cómo Vamos? también muestran que el primer trimestre de 2018 fue cuando se registró el mayor número de población ocupada en la administración pública; en contraste, en el último trimestre de ese año se tuvieron los menores índices, con 4.6 por ciento de zacatecanos trabajando para el gobierno.

Las cifras ascendieron de nuevo en el inicio de 2019, pues se registró un aumento en la burocracia a nivel local, que pasó de un porcentaje de 4.6 por ciento a 5.39 durante la transición de 2018 a 2019.

El mayor empleador

El titular de la Secretaría de Administración (Sad), Víctor Rentería López, reconoció que la entidad “no está muy bien en esos números, porque los mayores empleadores de los zacatecanos son la universidad [Autónoma de Zacatecas, UAZ] o el gobierno del estado”.

Informó que en la nómina de la administración estatal se tiene registro de 9 mil 970 personas, sin contar a las que pertenecen al magisterio, que suman más de 6 mil, y del personal adscrito a los servicios de salud, del que no se precisaron datos. Además, la Federación emplea a 19 mil en Zacatecas.

Rentería López agregó que actualmente el gobierno estatal “maquila la nómina” de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) y de las comisiones estatales de Defensa del Contribuyente (Cedecon), así como la recién creada de Búsqueda de Personas.

Los casi 10 mil empleados integrados en la administración representan un costo de 2 mil millones de pesos anuales, entre salarios y prestaciones, para el estado.

Con una baja de menos de 300 trabajadores, el titular de la Sad resaltó que, no obstante, la nómina gubernamental ha disminuido en comparación con 2016, cuando inició el mandato de Alejandro Tello, y que esto ha servido para la contratación de policías, sobre todo.

“Éramos 10 mil 215 empleados, donde pudiéramos decir entonces que sólo disminuyeron 245; sin embargo, las plazas autorizadas van a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), pero el por qué somos menos es por el Programa de Retiro Voluntario”, argumentó.

Detalló que, desde que se implementó ese esquema, se han retirado aproximadamente 700 trabajadores; en 2019 se añadieron 170 más y la variación en números es por la contratación constante de policías, insistió.

Víctor Rentería puntualizó que para este año se destinaron 50 millones de pesos al Programa de Retiro Voluntario, de los que ya se ejecutaron 41 millones, por lo que quedan 9 millones de pesos para el personal que se quiera añadir al esquema.

Sobre la puesta en marcha del llamado “reordenamiento gubernamental”, informó que se detectó a 198 personas que ejercían cargos no autorizados; al momento, se tiene 65 por ciento de avance en esta meta “y, si [los empleados] no quieren reordenarse, pues optan por el retiro voluntario”.

El funcionario explicó que el progreso permanece en dicho porcentaje porque hay dependencias que “aún no autorizan su organigrama final, como es el caso de las secretarías de Desarrollo Urbano, Vivienda y Ordenamiento Territorial (Seduvot) y de Obras Públicas (SOP), y otras dependencias que han crecido y se les ha transferido personal”.

Rentería López recalcó que el proceso continuará, pues obedece a mandatos federales, como la Ley General de Responsabilidades Administrativas, y añadió que el desarrollo económico es parte fundamental para disminuir a la burocracia. “Queremos ir cambiando esto con la llegada de más empresas”, puntualizó.


Los comentarios están cerrados.