ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- La normativa para el nuevo modelo educativo se desarrollará en tres ejes: educación integral y humanitaria; impulso a actividades físicas y culturales para desarrollar habilidades cognitivas; y revalorización del magisterio, en la que se dará prioridad a la antigüedad, refirió Gema Mercado Sánchez, titular de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac).

La funcionaria detalló que, durante el primer año de administración del gobierno federal, el sector educativo no mostró cambios congruentes, dado que “se arrastró con la legislación anterior”, y fue hasta mayo que se emitieron cambios de normas, en los que se puntualizó la nueva lógica de la filosofía de la educación.

Refirió que entre las normas establecidas se suscribieron 49 lineamientos como legislación temporal a detalle, de las que el mayor impacto está en “las promociones y cambios de adscripción, con privilegio a la antigüedad en lugar de los resultados de las evaluaciones».

Aunque sentenció que será hasta tener leyes secundarias que se conocerán con claridad y precisión las modificaciones o cambios en el modelo educativo, “la reforma anterior contrasta en que había un énfasis en la capacidad como el elemento de promoción, pero ahora es la antigüedad”.

En este contexto, destacó que, de los ejes mencionados, la educación integral con carácter humanitario aborda la promoción de la paz con un enfoque en los derechos humanos de los estudiantes y en la equidad de género.

En el caso de la revalorización del magisterio, se observa al maestro como “factor indispensable en el aula”, al beneficiar su tarea educativa y de enseñanza, y eliminar “ser objeto de responsabilidad si las cosas salen mal”.

Como estrategia para fortalecer las habilidades cognitivas, se proponen acciones y actividades de educación física, así como de fomento a las artes y otras expresiones culturales.

Finalmente, aseguró que la administración estatal estará dispuesta a trabajar según la nueva reforma, pues “no aporta nada a la construcción educativa tener una visión contraria […] Cada gobierno imprime su nomenclatura, lenguaje y semántica, pero nuestra responsabilidad institucional es implementar lo que la política pública determine”.

 


Los comentarios están cerrados.