ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

El senador José Narro Céspedes se deslindó de apoyar las protestas, tanto de los trabajadores de la Mina Peñasquito en Mazapil, como los de la Cervecera Grupo Modelo en Calera de Víctor Rosales, al referir que es una lucha que deben continuar únicamente los afectados, además de evitar que su intervención se considere de “raja política”.

Derivado del bloqueo que nuevamente se registró por trabajadores transportistas en la mina perteneciente a la empresa Newmont–Goldcorp, tras no conseguir los acuerdos y soluciones de fondo en temas de reestructuración integral como la falta de agua y la contaminación que se produce, el senador sentenció que el bloqueo es “una decisión que nosotros no compartíamos”.

Expuso que a pesar de la falta de acuerdos, ellos pidieron a los afectados ser pacientes y esperar a buscar que los acuerdos se cumplieran; sin embargo, los trabajadores determinaron una vez más la acción de protesta de bloquear, por lo que el Frente Popular de Lucha por Zacatecas (FPLZ) decidió mantenerse fuera del conflicto.

“Nosotros a partir de que ellos tomaron esta decisión, una decisión que nosotros no compartíamos, les comentamos que vamos a seguir las causas que consideramos justas, pero que vamos a mantenernos distantes de este problema; no nada más José Narro, sino la organización como tal”.

En este contexto, reconoció positivo que el gobernador Alejandro Tello Cristerna ya se acercó “personalmente él y no a través de otra persona” con los transportistas, para tomar el tema en sus manos y contribuir con las negociaciones.

Al igual, en el caso de los trabajadores que realizaron protestas durante la semana pasada en las instalaciones de la empresa cervecera, Narro Céspedes aseguró que  “no participamos directamente [en las manifestaciones], porque es un lucha de los trabajadores y ellos la deben de dar”; más aún cuando la empresa se maneja como si continuara en los tiempos del “totalitarismo y la antidemocracia”.

Asimismo, afirmó que se requieren soluciones rápidas, pues durante los últimos tres meses ya han sido despedidos un aproximado de 50 trabajadores a través de la amenaza, extorsión y el chantaje; y argumentó que permanecerá externo a la problemática, pues “no queremos que los temas se politicen y digan que nos estamos metiendo para sacar raja política o alguna ventaja”.

“Vamos a estar  a la expectativa, pendientes, pero entendemos que los compañeros son los que deben conducir el proceso de negociación, para que este problema tan importante para zacatecas se resuelva”, expresó.

ASÍ LO DIJO:

“No queremos que los temas se politicen y digan que nos estamos metiendo para sacar raja política o alguna ventaja”.

JOSÉ NARRO CÉSPEDES, SENADOR


Los comentarios están cerrados.