FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

Antonio Martínez Alba es un hombre visionario y trabajador, quien, de ser minero de profesión, encontró en la crianza de burritos mexicanos para producir leche de burra una nueva forma de vida.

Don Antonio platicó que durante 10 años se dedicó a la minería y después, casi como por arte de magia, al estar retirado inició el proyecto de la producción, fabricación y venta de productos de leche de burra, los cuales son buenos para el cuidado de la piel, cabello y nutrición.

Actualmente tiene 20 burritos, entre ellos Petra, Chinta y sus crías Lorenza y Catrín que residen en la comunidad Francisco I. Madero, Zacatecas.

La crianza de burritos mexicanos fue por casualidad, cuando en 2017 adquirió a Chinta, que sería un regalo para uno de sus nietos; una vez que la burrita llegó a su propiedad, Don Antonio compró a la pareja y su ganado se multiplicó.

Sin quedarse cruzado de manos se puso a investigar sobre la producción de la leche de burra, ya que sabía vagamente que tenía muchos beneficios.

Ayudado por “la espinita” de saber más investigó durante un tiempo acerca de este producto y descubrió una mina de oro en sus animalitos.

Entre las características que tiene este producto de acuerdo a análisis bioquímicos están que contiene vitaminas A, B1, B2, B6, colágeno, minerales naturales todos ingredientes perfectos para el cuidado de la piel.

Dijo que esta labor de la crianza de los burritos, además de ayudarlo económicamente, considera que él está poniendo su granito de arena en la conservación de esta especie considerada ya en peligro de extinción.

Por ello, comenzó a desarrollar diversos productos como cremas corporales y filtros solares que se pueden conseguir por pedido al número 492 100 6752, y en sus oficinas ubicadas en la comunidad de Francisco I Madero, Zacatecas.

 


Los comentarios están cerrados.