Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Diversas marcas de cigarrillos ya registran un alza de precio al consumidor a raíz del incremento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a este producto, el cual subió 0.4944 pesos por unidad a partir del 1 de enero.

Dicho aumento es de hasta seis pesos en algunas presentaciones, según la lista actualizada de precios sugeridos al consumidor adulto repartida en diversos puntos de venta, así como a distribuidores detallistas y mayoristas.

La cajetilla con 20 cigarillos de Marlboro, marca principal de Philip Morris, subió de 57 a 63 pesos.

La cajetilla de Marlboro Summer estaba en 50 pesos y ya se vende en 56 pesos, igual que la presentación de tabaco reposado de la misma marca, y la cajetilla con 14 unidades pasó de 42 a 47 pesos.

Los Benson & Hedges con 20 cigarrillos también se ofertan al público consumidor en 63 pesos, luego de haber tenido un precio de 57 pesos hasta el año pasado, y los de 14 unidades pasaron de 42 a 47 pesos.

La presentación de cigarros Crystal Violet o Blue, también de la marca Benson, estaban en 49 pesos y ahora subieron a 55 pesos.

Los Chesterfield con 25 cigarrillos aumentaron de 49 a 55 pesos, los de 20 unidades de 44 a 50 pesos, igual que los Remix Caps de la misma marca, y la presentación con 15 cigarrillos de 32 a 37 pesos.

Los Delicados Ovalados quedaron en 50 pesos, cuando antes se compraban en 44 pesos, y la cajetilla de Faros con 20 cigarrillos subió de 44 a 50 pesos, así como la de 18 unidades que pasó de 43 a 49 pesos.

La empresa Japan Tobacco International (JTI) actualizó de 57 a 63 pesos el precio de la cajetilla Camel con 20 cigarrillos.

Los Camel Activa y Essential o Natural Flavor de 20 unidades se vendían en 50 pesos y ahora están en 56 pesos, así como los Camel de 14 que pasaron de 42 a 47 pesos.

Los de la marca Winston Expand con 20 o 25 cigarros aumentaron de 48 a 54 pesos y los de 14 unidades de 31 a 36 pesos.

El tabaco L&M de 20 unidades aumentó a 37 pesos.

El Consejo Nacional de la Industria Tabacalera (Conaita) destacó que estos precios son los sugeridos al consumidor y pueden respetarse o no.

«El tendero tiene libertad de fijar el precio final, lo que el consumidor llegue a experimentar puede ser distinto», comentó Edgar Martínez, presidente del Consejo.

Por: Charlene Domínguez


Los comentarios están cerrados.