REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Presidencia, la Cancillería, el Senado y representantes de la iniciativa privada en México aseguraron que existen condiciones para que el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá sea aprobado por el Congreso norteamericano, a más tardar, el lunes 13 de enero.

Antes de reunirse con Jesús Seade, negociador del T-MEC, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo tener información de que el tratado será avalado por los legisladores del vecino País.

«Jesús Seade, que me trae buenas noticias. Es muy probable que se apruebe en el Senado de Estados Unidos el tratado en esta semana», expresó.

Unas horas más tarde, durante una reunión privada, el Canciller Marcelo Ebrard informó al presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado mexicano, Ricardo Monreal, que existen plenas condiciones para que avance el T-MEC.

«Me reuní con el Canciller para actualizarnos de varios temas como el T-MEC, porque tengo información de que mañana (martes) se reúne el Senado norteamericano y es previsible que el viernes o la semana que entra pueda aprobarse el T-MEC en Estados Unidos, que es la parte más complicada», anuncio.

Por su parte, asesores del sector privado que dan seguimiento a las negociaciones en Washington, detallaron que este martes el Comité de Finanzas del Senado norteamericano podría dictaminar la iniciativa de Ley que implementaría el T-MEC, lo que permitiría turnar el proyecto al pleno e iniciar el debate, de ser posible, mañana miércoles.

Según las fuentes, a partir de la aprobación del Comité de Finanzas, el pleno del Senado tiene un plazo de 15 días para considerar la iniciativa, pero existen señales sobre la posibilidad de que el voto en el pleno pueda registrarse el 9 de enero o, a más tardar, el día 13.

En caso de concretarse las expectativas de autoridades y empresarios mexicanos, la ley de implementación podría presentarse a firma del presidente Donald Trump ese mismo día.

Tras ese paso, sólo quedaría pendiente la aprobación del parlamento canadiense, lo que podría registrarse en el primer bimestre de este año.

El T-MEC entraría en vigor tres meses después de que el último socio comercial notifique que ha concluido sus procedimientos internos de aprobación.

El espacio que se abrió para poder avalar el acuerdo comercial se registra en el marco del impeachment que se sigue contra Trump y los procesos internos del Partido Demócrata rumbo a la selección de su abanderado a la contienda presidencial.

Claudia Guerrero
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.