REFORMA
REFORMA

WASHINGTON.- La líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, rechazó una vez más las crecientes llamadas para enviar los cargos de juicio político contra el Presidente Donald Trump al Senado, y se negó a proporcionar una fecha para hacerlo.

«No los retendré por tiempo indeterminado». «Los enviaré cuando me parezca conveniente. Y probablemente será pronto», señaló ayer Pelosi en el Congreso.

La demócrata ha justificado su decisión por la actuación del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, a quien acusa de parcialidad, no aclarar las normas bajo las que se celebrará el juicio político e impedir la comparecencia de nuevos testigos.

Sin embargo, el retraso en la entrega de los cargos ha comenzado a generar malestar en el seno de su propia bancada.

«Cuanto más se prolongue se convierte en menos urgente. Así que si es grave y urgente, hay que enviarlos ya. Si no lo es, no se envían», afirmó la senadora demócrata Dianne Feinstein.

McConnell, por su parte, dijo que Pelosi «ha creado una creciente unidad bipartidista» contra sus «propios juegos sin sentido».


Los comentarios están cerrados.