KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Siete de cada 10 zacatecanos tienen problemas de obesidad y sobrepeso, informó Fuensanta Casanova Luna, titular de la Subdirección de Promoción de la Salud de Zacatecas.

Refirió que de no tratarse este problema puede traer complicaciones importantes en la salud, como el padecimiento de diabetes e hipertensión, que se convierten en un gasto importante para el sector salud y las familias.

En el caso de la diabetes, la Secretaría de Salud atiende a más de 18 mil pacientes, mientras que por hipertensión se tratan a 28 mil, cifras que aumentan considerablemente si se suman los pacientes de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En días pasados el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, expuso que la obesidad y la diabetes causan una afectación importante en la economía del país.

La primera consecuencia es “la disminución de la fuerza laboral, sobre todo porque la población que padece estas enfermedades no es empleada y en caso de serlo es menos productiva”, lo cual puede desencadenar una disminución en el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano de 5.3 puntos porcentuales, un porcentaje muy superior al de la OCDE que es de 3.3 por ciento.

Como tercer punto, adelantó que el gasto en salud crecerá 8.9 por ciento en el periodo de 2020 a 2050, por lo que sentenció que la obesidad  “es un problema en México, por una serie de circunstancias que afectan a nuestro país, y tiene efecto en la competitividad y productividad”.

“Ha alcanzado niveles alarmantes, 73 por ciento de la población mexicana padece de sobrepeso; y según las proyecciones disminuirá la esperanza de vida en cuatro años en las próximas tres décadas”.

La funcionaria estatal agregó que se esperan indicaciones de la Federación para conocer los nuevos lineamientos y programas que se aplicarán para la prevención de sobrepeso  y obesidad.

Sin embargo, sentenció que la única manera de disminuir los indicadores que existen actualmente es  cambiar los hábitos alimenticios de las familias  y enseñar el plato del buen comer a los niños, lo que es responsabilidad de los padres.

Recordó que desde hace algunos años se plantea la opción de aumentar los costos a los productos con conservadores, bebidas endulzadas, es decir, la famosa “comida chatarra”; sin embargo, es una acción que no ayudaría de mucho.

“El precio de pan, jugos, refrescos ha aumentado y hemos detectado que la gente lo sigue comprando al costo que se le venda. Entonces ésta no es la solución, la única forma de combatir el sobrepeso y la obesidad es el consumo de frutas y verduras, agua natural y actividad física”, concluyó Casanova Luna.


Los comentarios están cerrados.