NOTIMEX
NOTIMEX

México.- El cambio climático y la deforestación juegan un papel fundamental en la aparición de enfermedades emergentes o reemergentes en México, así lo afirmó el especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Gerardo Suzán Azpiri.

Agregó que a esto se suma el uso desmedido de antibióticos, lo que está propiciando que diversos agentes patógenos desarrollen resistencia a ellos, cambien sus factores de virulencia y ocasionen enfermedades cuyas tasas de infección y mortalidad permanecían en niveles bajos.

El investigador del Departamento de Etología, Fauna Silvestre y Animales de Laboratorio de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM detalló que entre las enfermedades emergentes transmitidas por fauna silvestre que han sido estudiadas en México están la leishmaniasis (roedores y pequeños maíferos), la enfermedad de Chagas (tlacuaches y perros ferales) y la rabia.

“Hay otras enfermedades emergentes, como la toxoplasmosis (gatos), la leptospirosis (cerdos, vacas, ratas y mapaches), la bartonelosis (principalmente gatos) y tularemia (roedores, conejos y liebres), que ya representan un problema en el sur de Estados Unidos”, dijo a la Gaceta UNAM.

Destacó que en Mexicali, Baja California, y en localidades de Chihuahua ha habido recientemente una cantidad considerable de casos de ricketsiosis y erliquiosis, enfermedades emergentes transmitidas por una garrapata que llevan los perros ferales.

Suzán Azpiri señaló que en el caso de enfermedades emergentes transmitidas por mosquitos, como dengue, zika o chikungunya, las zonas donde se corre más riesgo de adquirirlas se encuentran en el sur del país, especialmente en Chiapas.


Los comentarios están cerrados.