FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

El secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, detalló las medidas que del estado para enfrentar la crisis económica por la contingencia del coronavirus Covid-19, del que, puntualizó, ya se sienten afectaciones a nivel local, pues en la actualidad ya se padece por la caída en las participaciones federales.

“La crisis económica que viviremos en los próximos años será sin duda la mayor dada en las últimas décadas”, advirtió el funcionario estatal, quien comparó la situación actual con la de 2009, con la recesión en Estados Unidos; sin embargo, subrayó, se calcula que esta vez el impacto será de mayor magnitud.

Expuso que, además de incentivos fiscales para contrarrestar los efectos negativos en la entidad, la administración del gobernador Alejandro Tello Cristerna contempla pedir a las instituciones bancarias dos años de gracia en la deuda pública o la contratación de más adeudo para “impulsar la economía durante y después de la contingencia”.

Sobre estas opciones, Miranda Castro enfatizó que “sólo estamos analizando escenarios”. “No hipotecaremos el futuro de los zacatecanos; el monto y plazo (de la deuda) dependerán de lo que implique para el estado esta contingencia […] No queremos actuar de manera imprudente”, aseguró.

Especificó que el objetivo “es ampliar la vida de nuestro derivado financiero, que es lo que nos da una certeza en casos de turbulencias y nos dará un horizonte para 2026 o 2027”. “Vemos todas las vías para que el estado tenga la capacidad de reaccionar en caso de que la crisis pudiera agudizarse”.

El titular de la Secretaría de Finanzas (Sefin) agregó que, para las medidas con beneficio a empresas y contribuyentes anunciadas por el gobernador este lunes, “se determinó una bolsa de 300 millones de pesos, de los cuales 150 millones se aplicarán en estímulos fiscales”.

Por las condonaciones en impuesto a la nómina se consideran 79.6 millones de pesos, control vehicular 39.4 millones, infraestructura 15.4 millones, del correspondiente a la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) 12.7 millones y del de hospedaje 2.6 millones.

Los otros 150 millones de pesos del fondo se aplicarán “para apoyar a que se mantenga el empleo en la entidad, así como para ayudar a grupos vulnerables”, esquema que presentarán esta misma semana las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Economía de Zacatecas (Sezac).

Recuperar fondo

Jorge Miranda expuso que la duración de los estímulos fiscales por la contingencia sanitaria será de abril a junio, con opciones a prórrogas hasta agosto para el caso del control vehicular, pero recalcó que se aplicarán, en cuanto a empresas, a aquellas que mantengan las fuentes de trabajo.

Añadió que quienes paguen mediante la plataforma digital de la Sefin recibirán 5 por ciento de descuento adicional, esto para cumplir con las medidas sanitarias y evitar aglomeraciones en oficinas recaudadoras, pues la secretaría se mantiene activa.

Explicó que la bolsa para que el gobierno del estado pueda otorgar estos beneficios se armó con adeudos al impuesto a la nómina de la anterior administración, “una política muy estricta de contención del gasto” y reducciones al capítulo 7 mil, “de una parte específica para emergencias económicas”.

Miranda Castro advirtió que, si se quieren evitar complicaciones, la administración estatal debe acatar las acciones de racionalidad y austeridad, tanto en dependencias como organismos descentralizados, principalmente en “no aumentar servicios personales”.

Por ello, anunció que se pospusieron las negociaciones con sindicatos, pues no se podrán incrementar salarios y, en cambio, “debemos concentrarnos en mantener los empleos que aún tiene el estado”.

Agregó que se prohibieron asesorías y celebraciones como “posadas, comidas y gastos de representación”, además de disminuir los viáticos nacionales e internacionales, incluso impresiones, materiales y suministros.

Reconoció que si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP) anunció la dispersión de recursos para los estados, éstos serán exclusivamente para el sector salud.

Al insistir que “esta crisis será de una dimensión superior”, el secretario de Finanzas valoró que debe haber sensibilidad del gobierno federal en cuanto al marco regulatoria, que calificó de “muy estricto”, para que los recursos fluyan “sin tener que pasar por todos estos procesos burocráticos”, pues se estima que el problema económico se agudice entre junio y agosto.

 


Los comentarios están cerrados.