STAFF/NTRZACATECAS.COM
STAFF/NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON. El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado “comprensión y respeto” a México, por lo que advirtió que “no habrá motivo ni necesidad de romper buenas relaciones políticas ni la amistad entre gobiernos”.

En su encuentro de este miércoles con Trump, López Obrador le agradeció a él, su administración y “al pueblo de Estados Unidos, […] por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos”. Esto luego de que organizaciones de connacionales, incluidas de Zacatecas, reclamaron respaldo del presidente de la República frente a las políticas antinmigrantes.

En la Casa Blanca, el primer mandatario mexicano aplaudió con su discurso los acuerdos del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, pues aseguró que representa, “sobre todo en tiempos de crisis económica mundial, […] un gran logro en beneficio de las tres naciones”.

Expuso que se trata de “una gran opción para producir y crear empleos”. “No se trata de cerrarnos al mundo, sino de aprovechar todas las ventajas que nos brinda la vecindad, así como la aplicación de una buena política de cooperación para el desarrollo”, enfatizó.

Advirtió que el objetivo es atraer inversiones “siempre y cuando se cumpla con los principios de producir mercancías de elevado contenido regional y de procurar condiciones salariales y laborales justas para los trabajadores del país exportador o importador”.

López Obrador resaltó que lo valioso que ofrece México es “su joven, creativa y responsable fuerza laboral”. “No olvidemos que la participación de los trabajadores en los procesos productivos es igual de importante que el papel de las empresas. De poco serviría tener capital y tecnología sino se cuenta con buenos obreros que se destaquen por su imaginación, su talento y su mística de trabajo”, puntualizó.

Por ello, consideró necesario “hacer a un lado las diferencias o resolverlas con diálogo y respeto mutuo”, pese a “desencuentros y agravios que no se olvidan”. Al definir como “peculiar” la convivencia entre los países, el titular del Poder Ejecutivo federal recordó la relación entre Benito Juárez y Abraham Lincoln, en cuyo monumento colocó una ofrenda horas este miércoles.

Asimismo, las circunstancias entre Franklin Roosevelt y Lázaro Cárdenas, por lo que destacó que “la historia nos enseña que es posible entendernos sin prepotencias o extremismos”. Agregó que en Estados Unidos habitan 38 millones de mexicanos, “gente buena y trabajadora”, mientras que, en México, se encuentran 1.5 millones de estadounidenses, “de modo que estamos unidos”.

López Obrador insistió en reconocer a Trump por “su comprensión y ayuda” en comercio, petróleo y equipos médicos durante la emergencia por COVID-19. Además, subrayó que el presidente de Estados Unidos no ha sido impositivo ni violado la soberanía de México: “no ha pretendido tratarnos como colonia, sino que, por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente”.

Reafirmó que Donald Trump “se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto”, para terminar su discurso con la celebración de la amistad entre las dos naciones y vivas para Estados Unidos, Canadá, América y México. Más tarde, previo a la cena, el presidente de la República reiteró: “fallaron los pronósticos, no nos peleamos, somos amigos y vamos a seguir siendo amigos”.

 

Seguridad y migración

En su momento, Trump se refirió a López Obrador como su “buen amigo” y calificó su relación como “sobresaliente” y que “jamás había sido más estrecha, cercana”. Aplaudió que la primera visita al extranjero del mandatario mexicano fuera a la Casa Blanca, porque hacen “un trabajo magnífico juntos”.

Apuntó que comparten haber sido electos “para luchar contra la corrupción y regresarle el poder a la gente”. Describió a los ciudadanos mexicanoamericanos como “grandes negociantes, grandes personas y seres honorables”, que “colorean todos los trazos de la vida de la nación”.

Sobre los temas que trataron durante la reunión, el presidente estadounidense añadió “eliminar el trasiego de estupefacientes y de armas entre ambos países y detener la trata de personas […], combatir a los cárteles, el contrabando, y tener leyes migratorias que realmente protejan a la población”, en lo que aseguró que hay “resultados significativos en la frontera sur”.

Por último, resaltó el trabajo en el combate al coronavirus y el apoyo con ventiladores para México. Pese al aumento de contagios, recalcó: “estamos salvando vidas. Estamos en esta lucha juntos. Estamos teniendo éxito”.

Divide a migrantes discurso presidencial

El vicepresidente de la Federación de Clubes Migrantes Orgullo Zacatecano, Sergio Dévora Nájera, evaluó que la visita del primer mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, a Estados Unidos fue benéfica para la comunidad en este país.

Por otra parte, el presidente del Club de la Federación de Zacatecanos Unidos en Texas, César Bugarín, aclaró que existe un gran resentimiento hacia esa vista, porque “hay temas muy importantes que no han sido enfatizados por el presidente ni por su gabinete”.

Con respecto al discurso de López Obrador en la Casa Blanca, los representantes de paisanos también difirieron. Dévora Nájera apuntó que “es bueno, porque no se presenta como persona sumisa, me gustó porque busca relaciones de amistad para el progreso de ambos países”.

En contraste, César Bugarín reprochó: “entiendo que es retorica política, pero debió decir que hay mucho trabajo por hacer, porque no escuchamos que se dijera algún compromiso para los migrantes”.

Insistió en que “el discurso se escuchó bonito, pero debió irse con una petición enfática y pedir al gobierno de los Estados Unidos las iniciativas que tienen para ayudar a la población hispana, pero no se hizo”.

 

Pendientes

César Bugarín explicó que, entre los temas pendientes, están la protección a dreamers, la cancelación de las visas de trabajo y el asesinato de la joven soldado Vanessa Guillén, de ascendencia riograndense. Sin embargo, recalcó, “no hubo comentarios del presidente Trump”.

“Del lado de México tenemos un presidente que vino a visitar luego que nos dijeron que Hacienda no va a proporcionar fondos para el 3×1, después de que nos dijeron que los migrantes éramos héroes nacionales y nos recortaron los fondos para los consulados”, agregó.

Advirtió que, aun cuando el tratado comercial es una buena iniciativa, “no cubre las necesidades de los migrantes en la actualidad”. Por ello, insistió: “nos sentimos un poco olvidados porque la base migrante que trabajamos para buscar la unión de este sector no ha sido escuchada para hacer saber lo que está pasando en estos momentos en este país”.

Mencionó que, si la visita de Estado era inevitable, el presidente López Obrador “debió tomarse cuando menos un día para visitar a los líderes migrantes y que los escuchara. No pedimos acción inmediata, sólo que escuche a la gente que vive aquí”. “En este momento, los migrantes que represento se sienten olvidados”, reiteró.

 

Positivo

En contraste, Sergio Dévora expuso que la postura que fijó el presidente López Obrador ante su homólogo estadounidense Donald Trump, “es buena, porque demostró que no es presidente sumiso”.

Con respecto a las protestas que hubo contra la visita, consideró que “esto demuestra que existe un buen ejercicio de libertad de expresión y es bueno que exista la posición, para que no todo sea color de rosa para un gobierno”.

Advirtió que es necesario que existan estos grupos que no están a favor de las decisiones gubernamentales, “porque es necesario que les den su jalón de orejas”.

En cuanto al tratado comercial, Dévora Nájera aceptó que Trump pone muchas trabas para múltiples acuerdos comerciales que anteriormente existían, “es caprichoso, como un niño que reniega y, si no le gusta algo, ya no lo quiere”.

Sin embargo, destacó que, al haber firmado el acuerdo, el presidente estadounidense “demuestra que está el interés de su gobierno por estar en buenos términos con sus vecinos”. “Si se pone a pelear con sus vecinos, como ha hecho con China o la Unión Europea, tendría un poco más de impacto porque estamos sólo al cruce de la frontera”, argumentó.

Incluso adelantó que el tratado beneficiará a la comunidad migrante por la apertura comercial, para el intercambio de mercancía entre las tres naciones participantes.

 


Los comentarios están cerrados.