XIMENA LOERA Y LIBRADO TECPAN/NTRZACATECAS.COM
XIMENA LOERA Y LIBRADO TECPAN/NTRZACATECAS.COM

Por primera vez en Zacatecas, integrantes de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), en coordinación con familiares de víctimas, autoridades estatales, la Guardia Nacional y el Ejército, trabajan para la localización de fosas clandestinas en Fresnillo, el tercer municipio con el mayor número de personas desaparecidas en el estado.

De los más de mil reportes de desaparición y no localización en la entidad, 139 son de Fresnillo: 101 de hombres y 38 de mujeres; en cifras, la demarcación se coloca sólo después de la capital y Guadalupe, que tienen 326 y 183 registros en total, cada uno.

Este martes fue la segunda jornada del equipo de búsqueda en El Mineral, que ya trabajó en las comunidades Plateros y México Nuevo. Fuentes cercanas a la investigación resaltaron la intervención de la CNB, encabezada por Karla Quintana Osuna, para realizar estas acciones.

Con largas caminatas en cerros y terrenos áridos, familiares y autoridades ejecutan labores que favorezcan la localización de víctimas. Destaca el trabajo de las familias, que solicitaron el apoyo de la comisión nacional, además de la local y la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE).

Los buscadores decidieron comenzar en Fresnillo luego de que colectivos de un estado colindante con Zacatecas informaran sobre posibles hallazgos de cuerpos; en el trabajo de campo, las organizaciones de ambas entidades, de las que tres son zacatecanas, avanzan en colaboración.

Cabe resaltar que, para llegar hasta este punto, se realizó ya la prospectiva, es decir se analizaron indicios sobre lugares en los que puede haber restos humanos, además de los datos de primeras exploraciones, con las que, si se tiene encuentran elementos suficientes, se planea el trabajo de campo.

Para ello, la CNB acudió a Zacatecas con equipos de alta tecnología, como drones, radares, canes adiestrados, entre otros elementos que facilitan las búsquedas, pues quienes participan recorren terrenos de amplia extensión y difícil acceso.

Los perímetros en los que trabajan son resguardados para evitar la contaminación de escenas, a fin de cuidar la cadena de custodia, a cargo del personal de la fiscalía estatal. En el inicio de estas labores, se implican también restricciones por temor a represalias.

La información recopilada se integra a un plan de trabajo entre la CNB y las autoridades del estado, que coadyuvan en la investigación, mientras que la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) respaldan con seguridad para los buscadores. Hasta ahora, no se han confirmado hallazgos y la labor continuará durante un par de días más.

El problema de la desaparición forzada y cometida por particulares se ha agravado en Zacatecas durante la última década, pues al menos desde 2012 las cifras se mantienen en ascenso, de acuerdo con la reciente actualización del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).

En 2019 se contabilizaron 360 víctimas, la mayoría hombres y en edades entre los 20 a 24 años. Sin embargo, a partir de 2017 el número de mujeres en la estadística casi se duplicó para 2018, al pasar de 34 a 76, y lo mismo ocurrió en 2019, cuando fueron 147; en el caso de ellas, se pierden más adolescentes y jóvenes de los 15 a los 19 años.

Desde 1964 a la fecha se han acumulado mil 673 reportes de desaparecidos y no localizados en Zacatecas. De ese total, 632, es decir 38 por ciento, han sido ubicados: ocho de cada 10 con vida. Otras mil 41 personas, que representan 62 por ciento del total, siguen como ausentes.


Los comentarios están cerrados.