REFORMA
REFORMA

El grueso de la bancada de Morena en el Senado encaró esta mañana a la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro.

Los senadores le echaron en cara el esquema conocido como «Big Brother fiscal», con el que el SAT podría entrar a los domicilios particulares para registrar con fotografías y videos bienes no declarados o con irregularidades.

La funcionaria, señalada dentro y fuera del Gobierno por su mano dura, compareció ante la bancada mayoritaria poco antes de que el Pleno revisara la Ley de Ingresos.

Poco después, se anunció que el presidente de la Comisión de Hacienda, el morenista Alejandro Armenta, presentaría una reserva para eliminar esa figura conocida como «Big Brother».

Durante el cónclave, los senadores le reprocharon a Buenrostro la indiferencia y el desdén con que los ha tratado desde que asumió las riendas del aparato fiscal.

«Los senadores le reclamamos a Raquel que nos tratara como si fuéramos de la Oposición. Te pedimos reuniones, te pedimos citas y nos mandas oficios para decirnos que tú nos avisas», contó una fuente que asistió a la reunión.

«Nuestra posición es ayudarte, es facilitarte todo el tema político, pero no nos tomas las llamadas, no nos recibes en tu oficina. ¿Cómo te ayudamos. De hecho, hubo una senadora que dijo ‘parece que soy senadora del PAN», abundó.

Mayolo López
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.