REFORMA
REFORMA

Por unanimidad, la Cámara de Senadores aprobó una reforma al artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo para fortalecer el poder adquisitivo del salario mínimo y que éste sea suficiente para satisfacer las necesidades normales de una o un jefe de familia.

El dictamen, que se aprobó con 90 votos a favor, dispone que «la fijación anual de los salarios mínimos, o la revisión de los mismos, nunca estará por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia transcurrido».

También define al salario mínimo como la cantidad menor que debe recibir en efectivo la persona trabajadora por los servicios prestados en una jornada laboral.

Dispone que el salario «deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de una o un jefe de familia en el orden material, social y cultural, así como para proveer a la educación obligatoria de las y los hijos, además considera de utilidad social el establecimiento de instituciones y medidas que protejan la capacidad adquisitiva del salario y faciliten el acceso de toda persona trabajadora a la obtención de satisfactores.

Por el PRD, el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa consideró que había que «reconocer que ha sido en este gobierno en donde se han atrevido a elevar el salario mínimo sin generar inflación».

El senador morenista Martí Batres Guadarrama explicó que se trata de una reforma histórica en favor de los trabajadores de México, pues al comenzar este siglo el salario mínimo había acumulado una pérdida de su poder adquisitivo de más del 70 por ciento.

La panista Xóchitl Gálvez apremió a fijar un salario mínimo de al menos 300 pesos para que los jornaleros agrícolas del país puedan cubrir su canasta básica.

«Debemos -enfatizó- valorar el trabajo de estas personas y por eso hago un llamado para que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos no sea omisa».

Por el PT, la senadora Nancy De la Sierra Arámburo estimó que la aprobación del dictamen tendrá un impacto positivo en los objetivos de desarrollo sostenible, ya que se busca poner en práctica medidas de protección social, así como lograr un empleo pleno y productivo para todas y todos.

Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, reconoció que esta Legislatura ha avanzado en el reconocimiento de los derechos laborales, aunque advirtió que «la situación actual no garantiza que trabajando se pueda salir de la pobreza».

Luego de su aprobación, la Mesa Directiva envió el dictamen a la Cámara de Diputados para sus afectos constitucionales.

Mayolo López
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.