REFORMA
REFORMA

WASHINGTON. Estados Unidos aprobó este viernes el uso de la segunda vacuna contra el COVID-19, una semana después de dar el primer aval a otra inyección.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) informó que dio la autorización de uso de emergencia al producto de Moderna, que fue desarrollado junto con los Institutos Nacionales del país.

Ayer, un panel de asesores respaldó la seguridad y eficacia de la inmunización, en una votación de 20 personas a favor, ninguna en contra y una abstención.

El aval llega luego de que se iniciara la campaña de vacunación contra el nuevo coronavirus en el país con la vacuna de Pfizer y BioNTech, que requiere dos dosis y debe ser almacenada a temperaturas ultrabajas, abajo de menos 70 grados centígrados.

La vacuna de Moderna demostró ser segura y un 94 por ciento efectiva contra el Covid-19, según los datos de los ensayos clínicos.

Además es más fácil de manejar que la de Pfizer, pues no debe almacenarse a temperaturas tan bajas. También requiere de dos dosis.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, se había adelantado este mismo viernes al anuncio de la FDA, diciendo que ya se había aprobado el uso del remedio de Moderna. Reportes, sin embargo, afirmaban que para ese momento aún no se había tomado la decisión.

«La vacuna de Moderna fue aprobada por abrumadora mayoría. La distribución comenzará de inmediato», dijo Trump en una publicación en Twitter.

Staff
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.