FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

La junta directiva de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), en Zacatecas, informó que 30 por ciento de sus afiliados se dio de baja del sector formal, principalmente por dos causas comunes: la crisis económica y el deceso de los afiliados.

Explicó que los negociantes no lograron sobrevivir a las condiciones económicas que se desencadenaron por la contingencia sanitaria, por lo que cerraron los locales o migraron a la informalidad; además, hubo un registro considerable de muertes a causa de la COVID-19.

Durante 2020, la Canacope reportó alrededor de 4 mil afiliados, en 45 de los 58 municipios del estado; en la actualidad, la junta directiva desconoce el número preciso de los agremiados, debido a las constantes bajas que continúan en estos primeros meses de año.

Esta situación alerta sobre la que atraviesa el pequeño comercio en Zacatecas, a lo que reclamaron la falta de apoyo del gobierno estatal; asimismo, los empresarios se enfrentan a retrasos en pagos de servicios, como luz y agua, y rentas, lo que hace más difícil la recuperación.

“Varios de nuestros socios que acudían bimestralmente para hacer sus declaraciones, ahora vemos con muchísima tristeza que vienen a darse de baja porque no sobreviven los negocios, porque no encuentran cómo surtir sus mercancías”, lamentó la representación de la cámara nacional.

Los integrantes de la junta expusieron su preocupación de que los dueños de estos negocios que colapsaron “nos comentan que era su única manera de sobrevivir, sobre todo en los ranchos; algunos otros se ven obligados a continuar las ventas, pero fuera del Servicio de Administración Tributaria (SAT)”.

Lo anterior, puesto que “estas personas se ven orilladas a migrar a la informalidad”, pero al hacerlo no tienen un ingreso seguro ni pueden ingresar a algunos apoyos federales, pues no cuentan con un registro.

Promueven los créditos

Con la finalidad de detener la migración a la informalidad, la Canacope implementó un sistema para informar a los agremiados sobre los créditos que el gobierno de México puede brindar para comprar mercancía “y que el ciclo económico continúe”.

Sin embargo, la cámara nacional destacó que los agremiados están preocupados de que, en caso de adquirir la deuda de un crédito, no tengan el recurso suficiente para pagar las mensualidades a las instituciones financieras.

Bajo estas condiciones, se puntualizó que los pequeños comerciantes no ven los préstamos como una salida pertinente a la crisis económica que atraviesan; se estima un lapso de más de un año para que este sector se recupere.

A pesar de estas condiciones, la junta directiva determinó seguir con las asesorías a comerciantes, para que, no obstante la resistencia, estén dispuestos a acceder a los créditos y puedan salvarse de la informalidad.

 


Los comentarios están cerrados.