REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El turco Burak Yilmaz liquidó a los Países Bajos, en el arranque de la Eliminatoria Mundialista en la UEFA.

El delantero se despachó con un hat-trick en el triunfo de Turquía, 4-2 sobre el cuadro neerlandés.

El primer gol llegó al 14′, una jugada en la que los visitantes pedían mano del zaguero turco Okay Yokuslu, pero que terminó en un contragolpe letal, un punterazo de Yilmaz y el desvío, ahora sí con la mano, de Matthijs de Ligt, suficiente para vencer al guardameta Tim Krul.

Así como Burak tuvo una noche de ensueño, lo de Krul fue de pesadilla. El guardameta se volvió famoso en el Mundial de 2014 al detener penales en la tanda contra Costa Rica, pero ahora que fue titular desperdició su chance bajo el marco.

Yilmaz marcó el segundo, por la vía penal, al 34′. Una jugada polémica se produjo casi al final del primer tiempo cuando De Ligt remató de cabeza al poste y el balón, en apariencia, superó la línea de gol antes del despeje de Yokuslu, pero el cuerpo arbitral determinó que no había gol.

A los 30 segundos del complemento, Turquía puso el tercero con un disparo de Hakan Calhanoglu, de media distancia. Era sencillo superar al guardameta Krul, quien se lanzaba sin recorrer su arco.

Países Bajos reaccionó de manera brava. En un par de minutos marcó dos goles. Primero, fue Davy Klaassen quien recibió el balón de espaldas a la portería, lo jaló con la zurda cual maestro, y con esa misma pierna definió, al 75′. Dos minutos después, Luuk de Jong marcó con la especialidad de la casa, un remate de cabeza.

Ya era demasiada la presión sobre los turcos, así que Yilmaz decidió irse a la segura, pegarle a gol ante el desconcertado Krul. Así lo hizo en la ejecución de un tiro libre, colocado al poste del portero. Si bien el disparo tenía mucha colocación, el guardameta se lanzó desde donde estaba porque había recorrido al lado contrario, es decir, solo se aventó para la foto porque ni impulsó tuvo. Era el 4-2 para Turquía.

Todavía Países Bajos tuvo un penal para hacer más decoroso el marcador, al 94′, pero Memphis Depay se topó con el portero Ugurcan Cakir, este sí enorme al detener el penal, determinante, a diferencia del portero neerlandés que se metió a la alineación de último minuto debido a la lesión de Jasper Cillessen.

Turquía ya tiene 3 puntos en el Grupo G en el que también compiten Noruega, Montenegro, Letonia y Gibraltar. Solo el líder clasifica directo al Mundial de Qatar.

Staff
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.