NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM
NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM

Una nueva página se escribirá el próximo domingo en El Cortijo Los Fernández, con el inicio de la temporada novilleril.

El panorama en todos los aspectos luce esperanzador, toda vez que desde este jueves se colgó el cartel de “no hay boletos” para la novillada inaugural del 18 de abril.

El boletaje, con el aforo permitido, se agotó, y ello gracias a la gran expectación levantada por los novilleros Juan Pedro Llaguno, Alberto Ortega, Alejandro Adame y Julián Garibay.

Cabe mencionar que también la difusión del encierro a lidiarse creó un ambiente de fiesta.

En este mismo espacio, con anterioridad, tuvimos la oportunidad de entrevistar a los novilleros Juan Pedro Llaguno y Alejandro Adame, quienes dieron cuenta de su deseo de triunfo este próximo domingo, en el escenario ubicado en Guadalajara, Jalisco.

Hoy, toca el turno de hablar de los dos novilleros que complementan este cartel, el tlaxcalteca Alberto Ortega y el tapatío Julián Garibay.

Alberto Ortega

El segundo espada, Alberto Ortega, proviene de otra de las dinastías de toreros mexicanos: su padre, Alberto Ortega, y su tío, Rafael Ortega. El joven novillero también busca forjar su propio camino. Bajo la inspiración de toreros como Morante de la Puebla, José Tomás, Alejandro Talavante, El Juli y Andrés Roca Rey, el torero desea encontrar su estilo único que hable cada tarde en el ruedo.

“Vamos a triunfar, vamos a dar ese paso que se requiere para lograr lo que me he fijado; seré la figura del toreo que sueño”, así, con claridad de ideas y sobrada firmeza, este determinado novillero nacido en Apizaco, viene a Los Fernández por y para todo.

Debutó en la plaza de toros Acrópolis, junto con Ricardo de Santiago y José María Mendoza, con novillos de Enrique Fraga, y cortó una oreja. Guadalajara, Tlaxcala y Lerdo son plazas en las que ha actuado y donde ha despertado el interés por su sobrado valor y determinación.

Julián Garibay

Cierra la combinación el novillero de casa, Julián Garibay, quien recientemente debutó en la plaza de toros de Huamatla, Tlaxcala, donde cortó dos orejas para salir a hombros, y así dar un golpe contundente sobre la mesa.

Garibay ha destacado por sus buenas maneras, y apunta a lo más alto dentro de la renovada baraja taurina.

Apasionado del toreo desde su niñez gracias a la afición de sus padres, a los seis años ya tenía claro su futuro, por lo que ingresó a la Academia Taurina Municipal de Guadalajara, donde creció bajo los consejos del matador de toros Curro Calesero.

Cuando cumplió 17 años, Garibay viajó a España para debutar sin caballos y sumar 11 festejos, dando continuidad a su formación.

“Se me hace una oportunidad muy grande porque es mi tierra. Me llena de ilusión por estar en mi casa. La afición puede esperar mucho, sobre todo verdad, voy a dar todo por el triunfo, voy a arrear y a disfrutar cada momento para que la gente disfrute también de mi toreo”, puntualizó.

La ilusión de estos novilleros se complementa con un encierro bien presentado de la ganadería de Xajay, hierro propiedad de Javier Sordo. En este festejo actuará también el becerrista Jesús Sosa


Los comentarios están cerrados.