LOS IGNORADOS

A este frasco de Veneno cayeron las amargas quejas de candidatos de Morena, Partido Verde, PT y Nueva Alianza, pues en su propia coalición sienten son algo menos que cero a la izquierda. De todos colores y niveles, en Juntos Haremos Historia abundan las acusaciones de que “alguien” se adueñó de la logística de la campaña y al resto nunca lo toman en cuenta.

El acaparamiento sería tal que los abanderados de la 4T se enteran de los eventos a última hora, por segundas voces y, en el peor de los casos, hasta por casualidad. Lo mismo sucede con los líderes en las comunidades, quienes reprochan por estar pintados en la pared o porque, de plano, los han dejado colgados en las invitaciones. Pareciera que, en la carrera por la gubernatura, varios enemigos de David Monreal le ayudan al estilo compadre, o comadre, como dirían los venenosos.

 

LOS APOYOS

Este fin de semana, el ex subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, presumió su arribo a Zacatecas en apoyo a la campaña del guinda David Monreal, como parte de la llamada “Alianza Patriótica por la 4T”.

Entre las víboras locales pronto se soltó la ponzoña contra el controvertido personaje, por las acusaciones de corrupción en su paso como titular de Aduanas, asimismo en la Segob y más recientemente como asesor de Félix Salgado, en su insistencia por la gubernatura de Guerrero. Vaya historial.

Hay otros que recuerdan con más cariño al antes funcionario federal, por cierto muy cercano al líder de Morena, Mario Delgado. Por ejemplo, destacan su protagonismo cuando se destrabó el conflicto en la mina Peñasquito, de Newmont, en Mazapil. Será por eso que los principales quejosos contra Saucedo Peralta son las huestes del senador José Narro, quien viene de vuelta a Zacatecas cargando fracasos desde Jalisco.

 

PESADA LOSA

Pero tampoco el PRI necesita quién le ayude para ponerse el pie. La segunda semana de campañas en Zacatecas cerró con la noticia de que el ex gobernador Miguel Alonso siempre sí fue incluido en la lista de los aspirantes a plurinominales por el Revolucionario Institucional.

Con los cambios de último momento que hicieron los partidos a sus codiciados dedazos, Alonso Reyes se coló al lugar 12 por la circunscripción 2, que incluye a Zacatecas. Así, no duró mucho el disimulo cuando lo sacaron de la lista, en la que en un inicio iría en el sitio 10.

Las serpientes comentan que la reincorporación fue una cortesía con el antes mandatario o mucho optimismo tricolor, pues se estima poco probable que alcance la curul federal. Lo cierto es que, ahora, la única que carga con la pesada losa de los señalamientos de corrupción será la candidata priísta para la gubernatura, Claudia Anaya. ¿O ya habrá avances en las denuncias?

 

VERDE CORAJE

Nomás no se le pasa el coraje a Carlos Puente por el poco caso que ha hecho Jorge Miranda, su gallo a la presidencia de la capital, tras la llamada de atención para que diera mayor promoción a los tucanes.

En la campaña del presumido como candidato de primera, a Miranda Castro solo se le ven de verdes los ojos, pues prefiere por mucho adornarse por el guinda y ahí de vez en cuando se acuerda del PVEM. Y, “aunque no lo crean”, diría Puente Salas, fueron los verdeecologistas los que lo postularon.


Los comentarios están cerrados.